Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

Antonio Espín: Estos son los presupuestos del veto parental, del chantaje y la coacción de la extrema derecha

El diputado socialista señala que la Región necesita políticas públicas decididas a erradicar la desigualdad social a través de un sistema educativo que sirva de ascensor social y equiparador de oportunidades. “Y en eso seguiremos trabajando los socialistas”. Critica que la Consejería de Educación y Cultura se jacte de haber aumentado el presupuesto en 55 millones de euros. “Pero a la consejera se le olvida que ellos perpetraron los mayores recortes educativos de la historia de nuestra autonomía y que las cuentas para 2020 disminuyen casi en un 30 por ciento la inversión en centros educativos”
hover effect hover effect

 
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio Espín ha asegurado que los presupuestos de la Consejería de Educación son los presupuestos del veto parental, del chantaje y la coacción de la extrema derecha. “Las cuentas de la vergüenza para quienes defendemos la dignidad de nuestra Región y la calidad de nuestro sistema público de educación”.

“Somos el hazme reír de nuestro país, pues López Miras y sus consejeros han claudicado ante las amenazas de Vox, defendiendo lo que sus propios compañeros de partido en otras comunidades autónomas sí han tenido las agallas de denunciar”, ha criticado.

“Pero además de esto, hoy nos presentan unos presupuestos para Educación ridículos, pobres y, lo que es peor, ficticios. Se jactan de haber aumentado el presupuesto en 55 millones de euros, pero se les olvida recordar que este es prácticamente igual que hace 10 años, además de no ejecutarse en buena medida”, ha añadido.

Antonio Espín ha recordado que somos la segunda comunidad autónoma con peores tasas de abandono escolar temprano y tenemos un altísimo índice de fracaso escolar y una de las peores tasas de matriculación en etapas educativas no obligatorias. “Sin embargo, estos presupuestos no contemplan la reversión de los recortes educativos de 2012, con los que cerraron 250 aulas, aumentaron las ratios y eliminaron 3.000 puestos docentes, y no proyectan programas orientados a mejorar la calidad de nuestro sistema público de enseñanza”.

En este sentido, ha insistido en que la Región necesita políticas públicas decididas a erradicar la desigualdad social a través de un sistema educativo que sirva de ascensor social y equiparador de oportunidades. 

En su opinión, la Región necesita más plazas públicas en la etapa de Educación Infantil de 0-3 años; una mayor inversión en becas al estudio y en becas de comedor escolar; un trasporte universal y gratuito para las etapas educativas no obligatorias; mayor inversión en colegios e institutos; una mayor apuesta por la calidad de la educación especial y la compensatoria, las enseñanzas de segunda oportunidad, y es imprescindible invertir en los aspectos que garantizan la igualdad de posibilidades y en los que supongan una apuesta decidida por mejorar la calidad de la educación pública.

“Sin embargo, estos presupuestos no contemplan medidas reales de conciliación familiar; no aumentan las ayudas y becas; no prevén la reducción de las ratios ni la recuperación de los puestos y derechos docentes perdidos, y disminuye casi en un 30 por ciento la inversión en los centros educativos, de la que, por cierto, solo han ejecutado el 23 por ciento de lo presupuestado para el año anterior”, ha explicado.

 Además, Antonio Espín ha dicho que estos presupuestos reducen el dinero destinado a gastos de funcionamiento de colegios e institutos y a la promoción y diversificación de la Formación Profesional. 

“Y así, podría seguir horas, lo cual viene a corroborar lo que la comunidad educativa de esta Región viene denunciando años: la educación no es una prioridad para este colapsado y agonizante Gobierno regional”, ha añadido el diputado socialista.

En cuanto a cultura, “el patito feo de la derecha”, ha dicho que el Gobierno regional nunca ha creído en las políticas culturales públicas, ya que supone la ridícula cifra del 0,39 por ciento del total del presupuesto, y reduce considerablemente las partidas destinas a bibliotecas, museos y protección del patrimonio histórico, además de eliminar el bono cultural, entre otros asuntos.

“El área de cultura. Siguen maltratando a nuestras industrias culturales, a nuestros músicos, actores, poetas, escritores, pintores, artistas y creadores que representan el potencial cultural de nuestra tierra y simbolizan parte fundamental de nuestra idiosincrasia. No tienen plan, no tienen estrategia y no tenemos una Ley de Cultura que blinde el apoyo institucional a quienes levantan todos los días la persiana para trabajar en el sector”, ha concluido Antonio Espín.