psoe.es Juventudes Región de Murcia


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

El PSOE consigue el apoyo unánime de la Asamblea para que se implante un servicio especializado en la Región que trate las adicciones a las nuevas tecnologías

La diputada Presen López Piñero considera que es fundamental poner en marcha un conjunto de medidas transversales de salud, educación y sociales para prevenir un problema que crece día a día entre los jóvenes
hover effect hover effect

 
La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Presen López Piñero ha conseguido el apoyo unánime de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales para la puesta en marcha de un servicio especializado en la Región que trate las adicciones a las nuevas tecnologías. 

“Volvemos a traer un tema de máxima actualidad que afecta principalmente a nuestros jóvenes y menores, que junto a las ludopatías constituyen un preocupante y creciente problema de salud pública”. 

Presen López explicó que la Asociación de Usuarios de Internet afirma que el 33 por ciento de las consultas de Pediatría se deben ya a problemas de menores por el uso de las nuevas tecnologías (móvil, ordenadores o tabletas). 

La tecnoadicción o adicción a las tecnologías es cada vez más frecuente y “provoca un desequilibro en la conducta y en la manera en que se consumen estos recursos tecnológicos”. Los efectos de un uso excesivo pasan por la pérdida de sueño, irritación ocular, dolores musculares, menor capacidad para relacionarse con la familia y amigos o cese de otras actividades recreativas o deportivas, entre los síntomas más relevantes. 

España lidera el ranking mundial de penetración de móviles, con un 88% de usuarios únicos, 22 puntos por encima de la media mundial. Prácticamente la mitad de los jóvenes de entre 18 y 24 años, un 45,3%, se declaran adictos. Este porcentaje es 17 puntos superior a la media nacional y casi triplica el de otras franjas de edad, como la de mayores de 55 años.

Presen López considera fundamental que se pongan en marcha un conjunto de medidas transversales de salud, educación y sociales para prevenir un problema que crece día a día entre nuestros menores. Asimismo, ve necesario formar a profesionales que sepan reconocer ese problema, además de una mayor implicación de las familias.