Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

El PSOE denuncia la falta de actuación del Gobierno regional ante el descenso de más del 59 por ciento de las pernoctaciones en La Manga en octubre

Carmina Fernández considera que se trata de una situación de consecuencias imprevisibles para el turismo y que tendrá repercusiones inevitables en el empleo y en la economía de la zona
hover effect hover effect

 
La diputada socialista Carmina Fernández ha denunciado la falta de actuación del Gobierno regional ante el descenso de más del 59 por ciento de las pernoctaciones en La Manga del Mar Menor durante el pasado octubre.

 Ha afirmado que el descenso de ocupaciones y visitantes, respecto al año 2018, en la zona de La Manga y el Mar Menor es muy preocupante, ya que las cifras demuestran que estamos ante una situación de consecuencias imprevisibles para el turismo y que tendrá repercusiones inevitables en el empleo y en la economía de la zona y de la Región. 

“No en vano, el turismo regional, que supone el 11,4 por ciento del PIB de nuestra Región, depende en un 50 por ciento de las cifras de pernoctaciones que visitan La Manga y el Mar Menor”.

Ha remarcado que las pernoctaciones en la zona de La Manga y el Mar Menor han descendido el 59 por ciento respecto al mes de octubre del año pasado, “y si nos fijamos solo en turistas nacionales esa cifra llega al 83,5 por ciento.  Los visitantes en La Manga han disminuido un 18 por ciento”.

Las cifras globales de La Manga y el resto del Mar Menor reflejan respectivamente un descenso de casi el 12 por ciento de visitantes y del 23 por ciento de pernoctaciones. 

Carmina Fernández ha asegurado que la Consejería de Turismo no quiere contar la realidad de lo que está pasando en La Manga y el Mar Menor y trata de maquillar con cifras globales una situación desastrosa, que augura un año 2020 terrible para el turismo de la zona y de la Región de Murcia.

“El mes de octubre ya ha empezado a poner de manifiesto lo que veníamos advirtiendo desde el Grupo Parlamentario Socialista y que también Hostecar y la Estación Nautica están advirtiendo”, ha señalado.

La actual crisis del Mar Menor ha profundizado y acelerado la tendencia que se viene poniendo de manifiesto, “y es que los turistas están cambiando sus preferencias de visitas al Mar Menor por otras zonas de sol y playa internacionales e incluso nacionales”. 

 La diputada socialista ha dicho que “tal y como han denunciado ya los afectados, los hosteleros han empezado a cerrar sus establecimientos por temporada baja sin poder hacer una mínima previsión de que va a suceder esta primavera y con miles de cancelaciones en sus reservas”. 

“Nos vamos a enfrentar con la mayor crisis turística que haya vivido la Región de Murcia, que es la consecuencia directa del impacto en el sector del deterioro del Mar Menor y el que ha tenido en la imagen y reputación de la Región. Y el Gobierno de esta Región debería estar ya planificando como va a abordar el enorme deterioro reputacional que tiene la crisis del mar menor en nuestro turismo. Nuestra imagen como marca de sol y playa se ha visto irremediablemente dañada”.

Ha insistido en que es imprescindible trabajar desde este momento en medidas para sostener, impulsar y revitalizar el sector turístico que va a necesitar una actuación firme por parte de la administración regional. 

La crisis del Mar Menor va a afectar al empleo de miles de familias y supondrá si no se ponen medidas efectivas para el sector, el cierre parcial o total de alojamientos, negocios de hostelería, comercios e infinidad de negocios auxiliares. “Los vecinos, trabajadores y empresarios están cada vez más inquietos y asustados y temen por su modo de vida y también por su patrimonio”.

Carmina Fernández ha denunciado que mientras el Gobierno Regional sigue tratando de echar culpas fuera, todavía no se han puesto a diseñar medidas  para compensar el empleo, apoyar a los comerciantes o dar nuevas oportunidades a los hosteleros de la zona.

Finalmente, la diputada socialista ha asegurado que si se gestiona adecuadamente, “esta crisis puede convertirse en una oportunidad para empezar a trabajar en el diseño real y efectivo de un nuevo modelo turístico para la Región y para la zona. Un modelo de calidad, de alto valor añadido, respetuoso con el medio ambiente y, por supuesto, generador de empleo y riqueza”.