Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

El PSOE denuncia la manipulación del PP y de algunos centros concertados que están obviando el principio de neutralidad, para utilizar políticamente a la comunidad educativa

Antonio Espín asegura que implicar a los niños y niñas en el debate político que la derecha y parte de la concertada ha iniciado sobre la LOMLOE es una demostración de que la ley es necesaria
hover effect hover effect

 
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio Espín ha denunciado la manipulación de algunos centros concertados, utilizando políticamente a la comunidad educativa, y especialmente a los menores, a través de un servicio educativo, sostenido con fondos públicos, obligado a ser neutral.

Espín ha explicado que la LOMLOE es una ley que coloca la equidad en el centro del sistema educativo y supone una apuesta decidida por una educación de calidad, moderna, integradora y garante de la igualdad, en el más amplio sentido, además de derogar la denostada, ultraconservadora, segregadora y contestada LOMCE.

“Es una Ley que termina con la segregación, personaliza los apoyos para el éxito escolar, garantiza la libertad educativa y refuerza la educación pública que tantos recortes sufrió con los gobiernos de la derecha, una ley, por tanto, clave para futuro de nuestro país”, ha añadido.

Sin embargo, ha lamentado que el PP haya vuelto a sacar toda la artillería ante esta reforma, utilizando como rehenes de su lucha a los centros concertados de la Región de Murcia, y como argumentos, la propaganda ultraconservadora con falsas verdades, manipulaciones e interpretaciones sesgadas del texto que se debate en el Congreso. 

“Mensajes falsos como que se van a cerrar los centros de Educación Especial, cuando lo que se pretende es avanzar en la plena inclusión de todo alumnado; que la ley ataca a la enseñanza concertada y limita la libertad de elección de las familias, cuando lo que se pretende es una equilibrada distribución del alumnado en la red de centros sostenidos con fondos públicos que respetará, como hasta ahora, la libertad de elegir centro”.

El diputado socialista también ha criticado que se usen mensajes que faltan a la verdad, como que el castellano dejará de ser la lengua oficial del Estado en algunas comunidades, cuando este es un precepto constitucional que en nada afecta con esta reforma educativa que pretende, además, blindar el aprendizaje de las lenguas oficial y cooficiales para que todo el alumnado las conozca y las utilice a la perfección. “Burdas manipulaciones que caen por su propio peso con el texto en la mano y que el tiempo demostrará que buscaban únicamente una malintencionada guerra política”.

Antonio Espín ha señalado que lo grave es que muchos de estos centros han sucumbido a esta manipulación política y están haciendo la campaña al PP con prácticas poco lícitas, en las que utilizan a los menores y a sus familias como agendes propagandísticos. 

“Desde la colocación de carteles en los centros, la utilización de menores para la realización de videos, el reparto de chapas a los alumnos, la colocación de insignias en los colegios o el envío de correos electrónicos desde el centro alentando a la manifestación y a la firma de documentos contra la reforma”.

En este sentido, ha dicho que, por suerte, no todos los centros han caído en esta trampa política, pues desde el sector de las cooperativas, según se extrae del documento enviado por su directiva, han entendido que, aunque es lícito defender las causas que cada uno considera justas, es inmoral incluir en estas al centro educativo y a su alumnado, algo que en pleno siglo XXI no debería siquiera ponerse en duda.

“Desde el PSRM-PSOE, como partido garante de la libertad, la neutralidad de las instituciones públicas y la igualdad de oportunidades, denunciaremos todas las malas prácticas que se produzcan en los centros educativos de la Región, que deben ser espacios para la convivencia y el crecimiento personal y no para guerras partidistas e ideológicas”, ha concluido.