psoe.es Juventudes Región de Murcia


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

El PSOE propone la puesta en marcha del Código Parkinson que permita la coordinación y formación para una atención integral y multidisciplinar a estos enfermos

La diputada Consuelo Cano considera que, dadas las características de estos enfermos, es necesario disponer de un Plan que coordine los recursos disponibles en atención primaria, especializada, recursos sociales y dependencia así como los servicios de rehabilitación
hover effect hover effect

 
La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Consuelo Cano ha reclamado en la Comisión de Sanidad la puesta en marcha del Código Parkinson, un plan que permita la formación y coordinación tanto de médicos de Atención Primaria como de especializada, para ofrecer una respuesta integral y coordinada a las necesidades de los enfermos de Parkinson en la Región de Murcia. Esta iniciativa ha sido aprobada por unanimidad. 

Cano explicó que “se trata de un Plan similar  al establecido para el Código Ictus, en el que se desplieguen una serie de estrategias que avancen en una respuesta integral y coordinada frente a esa enfermedad”, con especial énfasis en el diagnóstico y tratamientos que mejoren la calidad de vida de los enfermos y sus familias.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo progresivo, de causa desconocida, siendo los principales factores etiológicos de naturaleza genética y ambiental.

El Parkinson, detrás del Alzheimer, según estimaciones científicas, es la segunda enfermedad que afectará a más personas en un futuro próximo. De hecho, las personas diagnosticadas de Parkinson aumentan por el envejecimiento de la población, pero también está afectando cada vez más a personas jóvenes. Esta enfermedad no tiene cura de momento, por lo que es fundamental establecer diagnósticos con la mayor rapidez posible para ralentizar el proceso degenerativo y ofrecer mayor calidad de vida a las personas afectadas y a sus familiares. 

En opinión de la diputada socialista, es preciso definir un Plan de intervenciones fisioterapéuticas, logopedia, neuropsicológicas, de terapia de conducta, terapia ocupacional, nutrición, musicoterapia, valoraciones y cuidados de enfermería; evaluación del riesgo social y elaboración de un itinerario social adecuado con la tramitación de las prestaciones y recursos que requiera el afectado.

 Cano indicó que, por las características de estos enfermos, sería útil disponer de un Plan que coordine los recursos disponibles en atención primaria, especializada, recursos sociales y dependencia así como los servicios de rehabilitación. Existen otras experiencias en la materia, y la Guía de atención clínica no ha pasado del papel.

La diputada añadió que “los ciudadanos dependen de las decisiones que tomamos para mejorar su calidad de vida cuando se presenta una enfermedad como el Parkinson. Es nuestra obligación atender estos asuntos con diligencia y tan solo la adecuada coordinación y formación permitiría paliar una parte importante del sufrimiento que esta patología inflige a estos pacientes. Animamos al Gobierno de la Región a que contribuya”.