Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

El PSRM pide la dimisión del consejero de Empleo por crear una situación de inseguridad jurídica a las empresas y trabajadores en la tramitación de ERTES

Virginia Lopo señala que Miguel Motas no ha cumplido con su obligación de asegurar la legalidad de los expedientes presentados por las empresas, lo que puede provocar que se perjudique a las empresas y los trabajadores afectados. La Consejería tenía la posibilidad de pedir informes a la Inspección de Trabajo sobre los expedientes en los que tuviera dudas, y “no ha solicitado ni un solo informe para comprobar la legalidad de las peticiones”
hover effect hover effect

 
La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Virginia Lopo ha pedido la dimisión del consejero de Empleo, Miguel Motas, al crear una situación de inseguridad a las empresas y trabajadores en la tramitación de los ERTES.

 “La lentitud y descontrol de la Consejería de Empleo ha forzado al SEPE a pagar los ERTES, en su mayoría por silencio administrativo, tras haber transcurrido el plazo de cinco días establecido por el Decreto 8/2020 para su tramitación por la Comunidad Autónoma, que es la autoridad laboral, creando inseguridad a asesores y empresas de la Región”, ha explicado.

Sobre este asunto, ha asegurado que el consejero de Empleo cesó a la directora general de Diálogo Social y Bienestar Laboral para salvar su puesto. “Si por algo va a ser recordado el consejero es por su nefasta gestión en la tramitación de los expedientes”.

Virginia Lopo ha recordado que la Administración regional es la encargada de tramitar los ERTES y la que debe dictar resolución sobre la existencia o no de fuerza mayor, antes de que el expediente llegue al SEPE para que el Estado pague las prestaciones a los trabajadores. 

“Ahora el consejero de Empleo debe dar explicaciones a las empresas y familias de la Región de Murcia que pueden verse afectadas porque el consejero no ha hecho su trabajo, y acto seguido dejar su puesto”, ha añadido.

En este sentido, ha dicho que la Consejería tenía la posibilidad de pedir informes a la Inspección de Trabajo sobre los expedientes en los que tuviera dudas, y “no ha solicitado ni un solo informe para comprobar la legalidad de las peticiones”.

“Tal y como ha denunciado el Colegio de Graduado Sociales, se permitió que se tramitaran algunos expedientes por silencio administrativo y posteriormente emitió informes en contra, lo que crea una grave contradicción jurídica. La inseguridad jurídica creada por Miguel Motas puede perjudicar a las empresas y trabajadores. Por dignidad y respeto hacia la ciudadanía de la Región de Murcia, Miguel Motas debe dimitir hoy mismo”, ha zanjado Lopo.