Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

Espín: Las familias de la Región de Murcia reniegan de la semipresencialidad que López Miras sigue imponiendo en los centros educativos

El diputado socialista denuncia que el presidente regional negocie los presupuestos con Vox, poniendo como moneda de cambio los derechos educativos de los niños y jóvenes.“El PP vuelve a comprar los postulados más rancios de los sectores más conservadores de nuestra Región, pese a que hace ya casi un año la justicia les tumbó el falaz invento del veto parental”
hover effect hover effect

 
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio Espín ha afirmado que las familias de la Región de Murcia reniegan de la semipresencialidad en las aulas que López Miras sigue imponiendo en los centros educativos.

Así lo ha indicado tras la Comisión de Educación y Cultura de la Asamblea Regional, en la que han comparecido representantes de la Federación de Madres y Padres de Centros Cooperativos de Enseñanza (FAMPACE) y de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres Juan González (FAPA RM), la más numerosa de la Educación Pública de la Región de Murcia.

Espín ha recordado que la Región es la única comunidad autónoma que ha establecido el modelo semipresencial en todas las etapas educativas, la única que deja cada día a miles de alumnos en casa, castigando al alumnado, a sus familias y a los docentes por no querer invertir el dinero que ha enviado el Gobierno de España para garantizar la presencialidad completa, con todas las medidas sanitarias y de seguridad, tal como han hecho el resto de gobiernos autonómicos.

“Seis meses llevamos así, siendo la vergüenza nacional en la gestión educativa de esta crisis. Y seis meses lleva el PSOE reivindicando lo que esta mañana han recordado los representantes de los padres y madres de la Región”, ha señalado.

Ha recordado que la Asamblea Regional aprobó, a petición del PSOE, una moción al respecto, pero no ha bastado. “Tampoco ha bastado con las opiniones de expertos educativos y pedagogos, que advierten de las consecuencias de este modelo para el futuro del alumnado, ni con las continuas reivindicaciones de la comunidad educativa. El Gobierno regional sigue en sus trece y ha abocado a nuestros menores a ser los alumnos españoles que menos clases presenciales van a recibir a lo largo de este curso”.

“Y no basta con anunciar que volveremos a la presencialidad en dos meses, cuando esté vacunado el 70% de los docentes y la situación lo permita, porque es como no decir nada. Es insólito que la única alternativa a este disparate sea la vuelta a la normalidad sin reducir las ratios y sin gastar un euro en adoptar medidas que permitan mantener la seguridad de nuestro alumnado”.

Por otra parte, el diputado socialista ha destacado que la representante de la FAPA Juan González ha dejado claro el rechazo de las familias al veto parental que López Miras quiere volver a implantar en las aulas de la Región.

“Con una situación crítica como la que tenemos en nuestros centros educativos, el presidente regional negocia los presupuestos con la ultraderecha, poniendo como moneda de cambio los derechos educativos de nuestros niños y jóvenes. El PP vuelve a comprar los postulados más rancios de los sectores más conservadores de nuestra Región, pese a que hace ya casi un año la justicia les tumbó este falaz invento”, ha indicado.

Antonio Espín ha criticado que López Miras, mientras tiene castigados a miles de alumnos cada día, negocia con Vox la posibilidad de que haya familias que puedan vetar en los colegios los contenidos relacionados con los valores y principios que promulga la Constitución, “que lejos de ser opcionales en nuestro Estado, todos estamos obligados a conocerlos y ejercerlos”.

“El Gobierno regional va a la deriva. Y una muestra de ello, es el descontrol educativo que lleva imperando en nuestra comunidad autónoma desde hace meses. Por mucho que quieran vendernos mentiras sobre la nueva ley de educación, el verdadero problema lo tenemos en casa”, ha concluido.