Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

Espín: Casado viene a la Región a seguir con su circo mediático contra una ley que salvará a la educación pública de los recortes de su partido

El diputado socialista critica que López Miras haya priorizado su lucha contra el Gobierno de España para contentar a sus amigos, en lugar de trabajar sin descanso para arreglar el disparate educativo que él mismo ha provocado. “Tendremos abierto el complejo proceso de admisión de alumnos nueve meses antes de que comience el nuevo curso, algo insólito, mientras los centros educativos de la Región hacen malabares para salvar las nefastas consecuencias de la semipresencialidad educativa, vigente todavía en nuestra comunidad y sin fecha de caducidad”
hover effect hover effect

 
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio Espín ha lamentado que Pablo Casado venga a la Región de Murcia, no para preocuparse por las nefastas consecuencias de la presencialidad, sino para continuar con su circo mediático contra la LOMLOE, una ley aprobada democráticamente que salvará a la educación pública de los recortes perpetrados por el PP en las últimas décadas.

“López Miras ha vuelto a mostrarse públicamente como el escudero fiel de Casado, que tampoco viene a la Región preocupado por el estado de algunas residencias de mayores, ni por los problemas internos del Gobierno regional que están causando un retraso injustificado en la presentación de los presupuestos”, ha señalado.

Espín ha criticado que, en el afán por contentar a su líder, que ha perdido la poca credibilidad política que le quedaba por su forma de hacer oposición durante esta crisis sanitaria, López Miras ha anunciado que en las próximas semanas abrirá el plazo de admisión de alumnos, para ser el primero de sus compañeros en ejecutar su amenaza de insumisión a la nueva ley de Educación.

“Tendremos abierto este complejo proceso nueve meses antes de que comience el nuevo curso, algo insólito, mientras los centros educativos de la Región hacen malabares para salvar las nefastas consecuencias de la semipresencialidad educativa, vigente todavía en nuestra comunidad y sin fecha de caducidad”, ha dicho.

El diputado socialista ha afirmado que López Miras ha priorizado su lucha contra el Gobierno de España, para contentar a sus amigos, en lugar de trabajar sin descanso para arreglar el disparate educativo que él mismo ha provocado. “En el PP siguen empeñados en instalar sus bulos entre la ciudadanía y, como era de esperar, han elegido a la Región de Murcia como laboratorio de sus marañas educativas”.

Espín ha explicado que, en una sucia estrategia partidista de engaño articulado, el PP y el Gobierno regional pretenden esconder del texto de la LOMLOE su artículo 84.1, donde dice literalmente que: “Las Administraciones educativas regularán la admisión de alumnos y alumnas en centros públicos y privados concertados de tal forma que garantice el derecho a la educación, el acceso en condiciones de igualdad y la libertad de elección de centro por padres, madres o tutores legales. En dicha regulación se dispondrán las medidas necesarias para evitar la segregación del alumnado por motivos socioeconómicos o de otra naturaleza. En todo caso, se atenderá a una adecuada y equilibrada distribución entre los centros escolares del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo”.

“Esto desmonta las mentiras de la derecha con respecto a la libertad de las familias para elegir centro, pero el PP ha decidido echarse al monte y pretende utilizar esa libertad consagrada por la Constitución y por todas las leyes educativas para seguir concertando centros de forma indiscriminada, como lleva ocurriendo en nuestra Región los últimos 25 años”, ha añadido el diputado socialista.

Además, ha recordado que la LOMLOE no le ha quitado la competencia con la que el Gobierno regional del PP decidió, hace pocos años, ordenar el distrito único. “Lo que sí hace es obligarle a cumplir los preceptos legales de control ante posibles discriminaciones en la admisión del alumnado en centros sostenidos con fondos públicos y la prohibición de cobrar cuotas obligatorias e ilegales a las familias, como las que provocaron la multa de más de 300.000 euros impuesta al colegio Antonio de Nebrija, que el Gobierno regional dejó prescribir y sobre lo que todavía no se han pronunciado”.