Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

Gloria Alarcón: El tiempo nos ha dado la razón y se ha demostrado que la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones no ha resuelto los problemas de las herencias

La vicesecretaria general del PSRM-Gloria Alarcón indicó que los impuestos son necesarios y deben pagarse de manera progresiva en función de la capacidad económica del contribuyente
hover effect hover effect

 
La vicesecretaria general del PSRM-PSOE y secretaria de Economía, Igualdad de Género y Políticas Públicas, Gloria Alarcón, manifestó que el tiempo ha dado la razón al PSOE, al quedar demostrado que la bonificación llevada a cabo por el Gobierno regional sobre el impuesto de Sucesiones y Donaciones no está dando los resultados esperados. “Una medida populista, que se traduce en injusticia para ciertos grupos parentales y menor recaudación para unas exiguas arcas públicas”. 

Según demuestra un estudio del Consejo General del Notariado, los ciudadanos y ciudadanas de la Región siguen desistiendo de sus herencias, una tendencia que va en aumento, sobre todo, en el caso de los familiares de segundo y tercer grado, a los que no se tiene en cuenta.

“A pesar de que la Comunidad puso en marcha esta medida, que bonificaba hasta en un 99 por ciento el pago de este impuesto para los familiares de primer grado -padres, hijos y cónyuges- las renuncias siguen aumentando y no se han resuelto los problemas derivados de muchas herencias en el caso de los parientes de segundo y tercer grado”. 

La causa, según Alarcón, es que esta rebaja no es equilibrada y crea profundos agravios.  “Es injusto que haya casos en los que sea gratis total, mientras en otros tengan que pagar una tributación muy alta sin discriminación de la renta percibida”. 
El PSOE siempre ha sido contrario al modelo de aplicación propuesto por el PP y apoyado por Ciudadanos. Gloria Alarcón indicó que “los impuestos son necesarios y consideramos que deben pagarse de manera progresiva en función de la capacidad económica del contribuyente”. 

Bajo su punto de vista es precisa una armonización de este impuesto, mediante la imposición de un tipo mínimo y un máximo para que no pase como ha ocurrido en Madrid y en Murcia, que han optado por suprimirlo y que ahora se demuestra que no ha solucionado del todo el problema”.