Donaciones
psoe.es


 

hover effect hover effect hover effect hover effect

Martínez Baños: El abandono del Gobierno regional con las carreteras de la Región es una amenaza para la seguridad de la ciudadanía

El viceportavoz socialista considera vergonzoso que el Gobierno regional reivindique al Gobierno de España lo que ellos no hacen aquí y afirma que lo único destacable de esta Consejería es el relevo constante de sus consejeros, cuatro en cuatro años
hover effect hover effect

 
El viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista Alfonso Martínez Baños ha criticado hoy el abandono del Gobierno regional con las carreteras de la Región y ha afirmado que esta falta de inversión para su mejora y mantenimiento empieza a ser una amenaza para la seguridad de la ciudadanía. 

Martínez Baños señaló que el presupuesto de la Consejería de Fomento para 2019 en materia de carreteras es “ridículo”, ya que solo destina 21,9 millones para los cerca de 3.000 kilómetros de carreteras que recorren la Región, y  32,2 millones de euros para mantener y mejorar las carreteras del municipio de Lorca, procedentes del BEI.

“Es vergonzoso que el Gobierno regional reivindique ahora al Gobierno de España lo que ellos no hacen aquí. Nos preguntamos qué legitimidad tienen para pedir lo que ellos luego no reflejan en sus presupuestos o incumplen sistemáticamente año tras año”. 

Martínez Baños también fue muy crítico con la ejecución de los presupuestos por parte de esta Consejería, ya que a 31 de octubre tan solo se han llevado a cabo el 26 por ciento de las inversiones previstas para la mejora de la seguridad vial, por un importe aproximado de 16 millones de euros. 

El parlamentario socialista se planteó si merece la pena mantener esta Consejería en las condiciones que se está gestionando. “Cuatro años de legislatura y lo único que ha cambiado han sido los consejeros de Fomento, cuatro en lo que va de legislatura”. 

Alfonso Martínez denunció, asimismo, que no aparece “ni una sola peseta” para la autovía del Norte, muy reivindicada por los alcaldes del Noroeste y el Altiplano, y que el PP lleva prometiendo sin cumplir desde 2009. No es el único caso. Tampoco aparece ninguna partida para terminar la autovía del Bancal; otro tanto ocurre con la carretera del Carche, que exigen a la alcaldesa de Jumilla que firme el convenio para su arreglo pero no aparece ni un céntimo en los presupuestos 2019. Igualmente, en el caso de la carretera de Mazarrón al Puerto de Mazarrón “es el cuento de nunca acabar”. Todos los consejeros han prometido su desdoblamiento y ninguno lo ha materializado. 

“Ha quedado claro que el Partido Popular y Ciudadanos se resignan con su pacto para los presupuestos de 2019 a que tengamos las peores carreteras en la Región de Murcia”, manifestó. 

Vivienda y Transporte
Por su parte, la diputada Presen López Piñero acusó al Gobierno regional de “intentar vender la moto y no hacer nada ni ejecutar las partidas necesarias para solucionar este problema”. Al contrario, y lo que es peor, “tienen la desfachatez de querer apropiarse del Plan Nacional de Vivienda que financia casi en su totalidad el Gobierno de España y no reconocen que aquí no han puesto ni un euro; eso sí, le han cambiado el nombre al Plan para que sea regional”.

Presen López subrayó que “estamos hablando de un tema muy sensible para el que muchas personas no obtienen respuesta en nuestra Región y la realidad de cara al 2019 no parece que vaya a mejorar”. 

La diputada socialista denunció que tampoco se ejecutan las ayudas para las familias que tienen problemas de exclusión y riesgo de desahucios ni el programa para erradicar el chabolismo, que viene financiado por fondos europeos y que está desierto porque no han ejecutado los dos millones destinados a este fin. 

En materia de transportes, tampoco hay prácticamente ejecución ni de las ayudas al taxi ni de las subvenciones al transporte público de viajeros para cubrir el déficit de las líneas existentes.

Por último, Presen López se refirió al Plan Director de Transportes, obligado por la Ley gracias a una enmienda del Grupo Parlamentario Socialista, que lleva dos años de retraso y sigue sin aprobarse, y para el que solo se destinan en estos presupuestos 20.000 euros.