Estos presupuestos dejan un año más a la agricultura, ganadería y pesca sin respaldo del Gobierno regional.

El diputado, Manuel Soler manifestó que los fondos propios de esta Consejería en la actual legislatura se han reducido en torno a 100 millones de euros para 2015.


11/12/2014
El responsable de Agricultura y Agua del Grupo Parlamentario Socialista, Manuel Soler, afirmó que los presupuestos de la Consejería que dirige Antonio Cerdá dejan una año más a la agricultura, ganadería y pesca sin respaldo alguno por parte del Gobierno regional.

Soler indicó que esta Consejería viene sufriendo, año tras año, recortes importantes procedentes de los fondos regionales, quedándose sus competencias reducidas a una mera gestión administrativa y de inspección.

El diputado socialista señaló que en el transcurso de esta legislatura, los fondos propios han bajado en torno a 100 millones de euros, casi un tercio del presupuesto total de la Consejería. Esto sin contar el presupuesto de la Dirección General de Medio Ambiente, que acaba de incorporarse a esta Consejería, así como el incremento de la partida correspondiente a la Política Agraria Común (PAC), que ha sido en torno a los 18 millones de euros.

Soler puntualizó que “también tendríamos que descontar la mochila que el Gobierno regional cargó a los agricultores, ganaderos y pescadores por la Planta desalinizadora de Escombreras, una inversión ideada para los desarrollos urbanísticos y que está suponiendo al sector agroalimentario cada año en torno a 14-15 millones de euros de pérdidas”.

El diputado socialista denunció que el Grupo Parlamentario Popular, “continuando con su prepotencia habitual ha pasado el rodillo” a todas las enmiendas presentadas por el PSOE y no ha aprobado ninguna”. Las enmiendas proponen un total de 16 actuaciones necesarias para el apoyo a los sectores productivos agropecuarios. Estas van desde la ampliación del Plan de arranque y replantación de los árboles que se han perdido por la sequía, un mayor apoyo a la sanidad animal, a la contratación de seguros agrarios, apoyo al sector del ovino segureño, así como a la compra de alimentos para la ganadería afectada por la sequía, además de distintas actuaciones dirigidas al sector pesquero.

Otras enmiendas van dirigidas al arreglo y acondicionamiento de caminos rurales en diferentes municipios de la Región y, por último, a fin de dar cumplimiento a la resolución aprobada a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista en el pasado debate monográfico sobre Lorca, también ha solicitado apoyo económico para las familias damnificadas por las inundaciones del Guadalentín.

Manuel Soler recordó que estas familias perdieron más del 70 por ciento del valor de sus explotaciones agrícolas e infraestructuras por carecer de la póliza de seguro en el momento del siniestro, por lo que no recibieron nada de ninguna de las administraciones. “Desde el Partido Socialista proponemos para financiarlo, una minoración de las pérdidas de la desaladora de Escombreras, cuantificada en al menos 5 millones de euros”.

El diputado socialista agregó que la situación de sequía que atraviesa la Región permite mejorar la gestión, llegando a acuerdos con distintas comunidades de regantes y ayuntamientos, para poner a pleno rendimiento esa planta e incrementar sus ingresos.

Por otra parte, el Grupo Parlamentario Socialista propone una serie de medidas destinadas a mejorar los ingresos regionales, que globalmente tiene que ver con la optimización de ingresos vía impositiva, racionalizando el gasto y con un planteamiento de reestructuración del sector público.

En concreto, para la Consejería de Agricultura propone la supresión del Instituto Euromediterráneo del Agua, así como la Dirección General de la Política Agraria Común, “pues al llegar los ingresos de la PAC directamente a los beneficiarios se ha quedado apenas sin competencias”, concluyó.