El PSOE califica como decepcionante la comparecencia de Cerdá y cree que ha venido a la Asamblea a contar una milonga y a pasar el trámite

El diputado Jesús Navarro señaló que lo que sí ha reconocido el ex consejero es que la desaladora se proyectó para abastecer a los proyectos urbanísticos del Gobierno de Valcárcel


17/02/2016
El diputado regional socialista, Jesús Navarro, ha calificado la comparecencia del ex consejero Antonio Cerdá en la Comisión de Investigación sobre la desaladora de Escombreras como “una milonga”, ya que no ha entrado ni ha respondido a la mayoría de las preguntas y cuestiones formuladas por los grupos de la oposición. “Nueva decepción ante esta comparecencia, puro trámite para algunos de los comparecientes”.
Jesús Navarro formuló al ex consejero preguntas como “si asumía la responsabilidad que le corresponde por los perjuicios económicos que sus decisiones han causado, tanto a los municipios como a la Comunidad, fruto de la anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de varios planes generales y proyectos de urbanización?; también si ¿supondrán un sobrecoste las millonarias reclamaciones que los promotores están demandando a ayuntamientos y Comunidad Autónoma, como ocurre con Marina de Cope y Totana etc?.
Además, le ha preguntado a Cerdá si era consciente de que con la compra del 51% de desaladora de Escombreras se asumían todas las obligaciones de los contratos que habían pactado previamente entre sí las empresas del grupo COBRA, que se ha demostrado que son extremadamente lesivos y con condiciones leoninas para los intereses públicos.
El diputado socialista también se interesó por el coste de esta planta y preguntó a Cerdá si conocía las condiciones de financiación del proyecto que en su origen tenía un coste de 111 millones de euros y al final puede costar cerca de los 600 millones de euros.
“De las pocas cosas que ha venido a reconocer el ex consejero ha sido que esta planta se construyó contraviniendo la Ley de Aguas y para garantizar la aprobación de planes parciales, fruto de la burbuja inmobiliaria”, indicó.
Jesús Navarro afirmó que todo el proyecto de la desaladora y entramado societario de esta planta estaba diseñado en noviembre de 2005. “Después de esta fecha, lo que se ha hecho ha sido seguir la hoja de ruta marcada en el diseño inicial”.
Navarro añadió que en este proyecto se han tenido en cuenta los informes jurídicos, técnicos y económicos de asesorías externas sin tener en cuenta los servicios técnicos económicos, júridicos y la Intervención de la CARM.
“Resulta paradógico que el ex consejero del agua desmayá, el ariete del Gobierno que demonizó las desaladoras que estaba construyendo un Gobierno de la nación socialista, las defienda ahora con ardor guerrero”.
Comparecencia de Ballesta
Por otro lado, sobre la comparecencia del ex consejero José Ballesta, el diputado socialista señaló que “ha venido a decir que el llegó cuando todo estaba hecho. Lo que sí ha desvelado es que las cuestiones relacionadas con la desaladora de Escombreras no se llevaban al Consejo de Gobierno y las grandes decisiones las tomaba el Ente Público del Agua (EPA)”, declaró.
Jesús Navarro indicó que Ballesta ha venido a la Asamblea a justificar la existencia del Ente Público del Agua, sin querer asumir ninguna responsabilidad de parte de la Consejería de la que era titular en la aprobación de los Planes Generales de Ordenación Urbana de algunos municipios, que fueron aprobados con el informe favorable del EPA.
El diputado añadió que el ex consejero ha dicho que desconocía el entramado societario público-privado que se creó para la construcción y puesta en marcha de la desaladora, llegando a afirmar que ni siquiera conoce la ubicación de la planta. También se ha escudado en que la Consejería de su responsabilidad no era competente en temas de agua.