El PSOE achaca el descenso del paro en mayo al inicio de la temporada estival y ve con preocupación que muchos trabajadores no tengan garantizada una vida digna

El diputado Antonio Guillamón mostró su preocupación por la mala calidad del empleo creado y por la creciente pérdida de derechos de los trabajadores


02/06/2016
El responsable de Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Guillamón, achacó la disminución del número de parados en el mes de mayo al inicio de la temporada veraniega, como queda demostrado con el descenso producido en el sector servicios. Sin embargo, en opinión del diptuado socialista sigue verificándose la precariedad y mala calidad del empleo ya que, como desde hace mucho tiempo, nueve de cada diez contratos son temporales.

Guillamón indicó que vuelve a constatarse un dato muy preocupante y es que la mitad de los desempleados no perciben ningún tipo de prestación, “contribuyendo a una situación próxima a la exclusión social por las extremas dificultades de estas personas para mantener una vida digna”.

El diputado socialista aludió a las palabras pronunciadas recientemente por el presidente de la patronal, Juan Rosell, cuando aseveró que los trabajadores debían olvidarse de tener un empleo fijo y seguro y que tendrían que luchar por conseguir un puesto de trabajo todos los días. “Estamos en completo desacuerdo con esta forma de ver las cosas, porque este planteamiento decimonónico siembra aún más desesperanza entre las personas que no tienen un empleo y sienta un precedente de pérdida de derechos para el resto. Hay otra forma de hacer las cosas y desde el Partido Socialista estamos dispuestos a demostrarlo”.