El PSOE propone la reapertura del Aula de Naturaleza de Los Urrutias para su utilización como centro de educación ambiental

Los diputados Choni Ludeña y Antonio Guillamón argumentan que el Aula, por su situación geográfica y ambiental, reúne las características adecuadas para el estudio del Mar Menor, el Campo de Cartagena y los espacios colindantes a la laguna salada


24/07/2016
Los diputados del Grupo Parlamentario Socialista, Choni Ludeña y Antonio Guillamón proponen la reapertura del Aula de Naturaleza de Los Urrutias para su utilización como centro de educación ambiental, programando actividades para tal fin.
Ludeña y Guillamón han presentado una moción en la Asamblea Regional donde argumentan que han sido numerosos los centros educativos de la Región y de fuera de ella que han utilizado estos espacios para la formación de su alumnado en Educación Ambiental, cuya actividad ha contribuido a la riqueza turística del litoral. “Los campamentos escolares de este Aula han potenciado la educación en valores y han supuesto un foco turístico con impacto económico para los núcleos cercanos”.
El Aula de la Naturaleza de Los Urrutias es un edificio de construcción antigua que sirvió como Escuela Hogar y posteriormente como Colegio Público. A partir de 1988 comenzó a funcionar realizando actividades medioambientales, constando de un centro educativo como tal (con cocina y comedor para 60 plazas, una sala de usos múltiples, aula de lectura o trabajo, 4 dormitorios para alumnado, dos dormitorios para profesorado, aseos, cuarto de lavadoras, despacho del responsable y cuarto anejo, almacén y dos patios, pasillos y zonas comunes) y un edificio contiguo en el que estaba situado el laboratorio.
"Hasta hace bien poco reunía las condiciones idóneas para formar a los escolares hacia una sociedad sostenible. En ella se han desarrollado proyectos con contenidos y metodología adecuados para una educación ambiental de futuro”.
El Aula, por su situación geográfica y ambiental, reúne las características adecuadas para el estudio del Mar Menor, el Campo de Cartagena y los espacios colindantes a la laguna salada. “Una experiencia muy enriquecedora para escolares y profesorado y para formar ciudadanos concienciados con el medio ambiente”.