El PSOE considera que los datos del paro registrado manifiestan claramente la precariedad laboral que atraviesa la Región

Antonio Guillamón asegura que la campaña navideña ha sido crucial en el descenso del paro, con la creación de contratos temporales específicos para esta época del año, y cree que, siguiendo la tónica de todos los años, la extinción de esos contratos tendrá sus consecuencias en un incremento del número de parados en enero


04/01/2017
El diputado regional socialista Antonio Guillamón ha asegurado que los datos del paro registrado manifiestan claramente la precariedad laboral que atraviesa la Región y que la cifra de desempleados ha disminuido este año porque un contrato indefinido de antes se ha convertido en dos temporales y precarios.

“Esto es consecuencia de la reforma laboral del Partido Popular que los socialistas queremos derogar”, ha añadido.

Ha recordado que el sector servicios ha contribuido sustancialmente al descenso de parados que se ha producido en la Región en diciembre, con una aportación del 72 por ciento del total. “La campaña navideña ha sido crucial en este descenso gracias al elevado número de contratos temporales realizados específicamente para esta etapa del año”.

“Mucho nos tememos que, siguiendo la tónica de todos los años, la extinción de esos contratos temporales tenga sus consecuencias en un incremento del número de parados para el próximo mes de enero”, ha indicado.

Según Guillamón, en el balance de 2016 se constata que han sido necesarios 937.409 contratos para que la cifra de desempleados se reduzca en 11.461 parados, “lo que ofrece un evidente indicador del peso desproporcionado de los contratos temporales y el camino en el que ha entrado el mercado laboral”.

Ha comentado que el gran reto para este año debe consistir en reforzar los servicios públicos de empleo para ofrecer una atención individual y personalizada que mejore la empleabilidad, similar a la que existe en otros países europeos.

En su opinión, los recortes del PP han provocado que los servicios de empleo no pongan el suficiente interés en las labores de orientación e intermediación de los parados.

“Mientras tanto, el tiempo corre en contra de las personas que no tienen un empleo y que ven cada vez más mermadas sus posibilidades de salir del paro”, ha concluido.