El PSOE reclama en la Asamblea el arreglo de la carretera RM-515, entre Mula y Alhama de Murcia

El diputado, Jesús Navarro, reivindica que es una necesidad imperiosa, ya que es una de las carreteras de la Red Secundaria en de la Región que se encuentra en peor estado y tiene mucho tráfico


05/02/2017

El diputado del Grupo Parlamentario Socialista, Jesús Navarro, ha reclamado en la Asamblea Regional, a través de una moción, el arreglo y mejora de la carretera RM-515, entre Mula y Alhama de Murcia, en beneficio de una mayor seguridad de la circulación por la misma.

La RM-515 está incluida dentro de la Red Secundaria de Carreteras de la Región de Murcia y une el municipio de Alhama con el de Mula, bordeando el Parque Regional de Sierra Espuña por su parte Noroeste; transcurre a lo largo de poco más de 23 kilómetros, uniendo la Comarca del Río Mula con la del Alto Guadalentín y dando acceso a las pedanías del El Berro, Gebas y Fuente Librilla, permitiendo también la conexión de esta zona con la A-7.

Jesús Navarro explicó que ateniéndose a la función que a esa red secundaria se le fija por la Dirección General de Carreteras y a los datos que anualmente presenta la Dirección General de Tráfico, “es imperiosa la actuación urgente en esta vía de comunicación”, pues su actual estado, aparte de imposibilitarle para cumplir los objetivos que le señala la normativa actual, supone un peligro constante y permanente para sus usuarios, muchos de los cuales intentan evitarla, aunque tengan que utilizar rutas de mayor recorrido, debido a la lamentable situación de deterioro que presenta dicha carretera.

A pesar de ello, muchos de esos usuarios no pueden dejar de usarla, bien sea por motivos de residencia, porque viven en alguna de las pedanías del recorrido o porque tienen que desplazarse a sus lugares de trabajo, situados entre Mula, Pliego y Alhama; además, de los numerosos turistas que frecuentan esta zona y que tienen que utilizar forzosamente este tramo de carretera que “más que carretera parece pista forestal, a pesar del parcheamiento asfáltico que se realiza de vez en cuando”, denunció.


La RM-515 es una carretera excesivamente estrecha, con numerosas curvas, muchas de ellas de gran peligro, con riesgo de desprendimiento e invasiones del firme, una situación que ha sido denunciada en numerosas ocasiones y por diversas entidades, asociaciones y organismos, desde los ayuntamientos de Mula, Pliego y Alhama, hasta la Mancomunidad de Sierra Espuña, pasando por la Asociación de Vecinos y el alcalde pedáneo de Gebas, numerosos vecinos a título individual y la constituida Plataforma para la Mejora de la Carretera Alhama-Pliego, RM-515. “Un amplio colectivo en solicitud y exigencia de un derecho básico y esencial: la seguridad en las comunicaciones y el transporte”, agregó Jesús Navarro.

Estos afectados han manifestado ante la Dirección General de Carreteras y la Consejería de Fomento e Infraestructuras la existencia de enormes grietas en el asfalto, el deterioro del firme, la mala e insuficiente señalización y los continuos desprendimientos y socavones que se producen por las aguas al filtrarse por las numerosas fisuras que presenta el asfalto o por los daños producidos por los temporales de lluvia y nieve, como el ocurrido en diciembre de 2016, que provocó grandes derrumbes e importantes desperfectos en la vía, ocasionando su corte y el uso, aún hoy, de un solo carril en determinados tramos.

Navarro considera que es preciso “sumar esfuerzos para dar una solución a esta necesidad evidente, pues estamos ante una de las carreteras de la Red Secundaria en peor estado de esta Región; y es, en definitiva, una obligación necesaria y apremiante actuar en la RM-515 para la mejora del tráfico y la seguridad de los usuarios de la misma”.