El PSOE exige a la Consejería de Educación que de una vez por todas acondicione las aulas para evitar el estrés térmico

La diputada Choni Ludeña asegura que es una situación que hemos venido denunciando y pide solventar los episodios que año tras año alumnado, docentes y personal de administración tienen que padecer en los centros por las temperaturas ambientales que soportan


16/06/2017
El PSOE culpa a la Consejería de Educación del golpe de calor que ha sufrido una niña en Torre Pacheco, y le exige que de una vez por todas acondicione las aulas para evitar este tipo de situaciones.

Además, los grupos municipales han presentado mociones en todos los ayuntamientos de la Región de Murcia para evitar los episodios de golpes de calor, como el sucedido en Torre Pacheco, a los que están expuestos trabajadores, profesorado y alumnado, por las temperaturas ambientales que soportan.

La diputada socialista Choni Ludeña ha explicado que hay que poner remedio a un problema que en la región “sufrimos de una manera más frecuente debido al calor en esta época del año”. “Tenemos que evitar que se produzcan golpes de calor en las aulas y proteger a profesores y alumnos que sufren estas altas temperaturas”.

La moción recoge que el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, regula que las temperaturas óptimas en los centros de trabajo que fija la temperatura en los locales donde se realizan trabajos sedentarios estarán comprendidas entre 17 y 27 grados.

Ludeña ha explicado que “no es un tema baladí como demuestran diversos estudios, la temperatura ambiente afecta directamente en el rendimiento tanto en el alumnado como en los trabajadores de la enseñanza, siendo incompatible con un sistema público de calidad”. Las temperaturas por debajo de los 17 y por encima de los 27 grados se traducen en inquietud, nerviosismo por el frío y sopor e inactividad cuando afecta el calor.

De igual modo, es de vital importancia que los centros cuenten con un adecuado sistema de climatización que permita desarrollar las actividades educativas en condiciones de seguridad y salud para el alumnado y el profesorado.