El PSOE denuncia que los datos del paro de agosto suponen un duro golpe para la recuperación del empleo en la Región

El diputado Antonio Guillamón insiste en la necesidad de desarrollar e invertir en políticas activas que repercutan de manera efectiva en el empleo y, particularmente, en los sectores más vulnerables


04/09/2017
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio Guillamón afirmó que los datos del paro registrado del mes de agosto suponen “un duro golpe para la recuperación del empleo en la Región, ya que incrementan el número de desempleados en 3.685 personas más”.

Guillamón manifestó que esta es una tendencia usual en el mes de agosto, en que finalizan muchos de los contratos temporales que se realizaron como consecuencia de la campaña de verano. “Esta situación vuelve a corroborar la debilidad de nuestra economía, sustentada por la actividad turística que es la que mantiene puntualmente el empleo”.

El paro aumentó en agosto en todos los sectores de actividad, particularmente en el sector servicios (+1.941). En agosto, los contratos indefinidos han descendido en casi 1.200 respecto al mes anterior.

Guillamón mostró preocupación también porque la tasa de cobertura regional es 4,73 puntos por debajo de la media nacional y se encuentra sobre el 50%, “por lo que sigue siendo inaceptable la bajísima protección para las personas que han perdido su empleo y muy inferior a la tasa nacional, que alcanzó casi el 80% en el último Gobierno socialista”.

El número de afiliados a la Seguridad Social también desciende en 14.414 personas, “lo que viene a ensombrecer, aún más, la situación del empleo”, aseguró.

El diputado socialista añadió que “estos datos, ya de por sí malos”, se suman a la precariedad del mercado laboral promovida por los gobiernos del Partido Popular mediante su reforma laboral, “que inciden en un modelo que está provocando unos efectos muy negativos que originan una alta temporalidad, bajos salarios y la pérdida de derechos para los trabajadores”.

El Grupo Parlamentario Socialista insiste, una vez más, en la necesidad de desarrollar políticas activas que repercutan de verdad en el empleo y, especialmente, en los sectores más vulnerables que no remontan su grave situación y aumentar las partidas presupuestarias para el empleo hasta situarse, al menos, en los niveles de 2011.

“Es necesario realizar un gran esfuerzo en la asignación de recursos, que sigue siendo insuficiente en esta materia, para que una comunidad autónoma como la nuestra pueda emprender las actuaciones necesarias para la creación de empleo”.