El PSOE pide al Gobierno regional que medie para desbloquear la firma del convenio del sector de la hostelería regional

El diputado Antonio Guillamón hace un llamamiento a las partes para alcanzar un acuerdo cuanto antes, que sea razonable para las empresas y garantice los derechos de los trabajadores


16/02/2019
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio Guillamón lamenta que no haya fructificado todavía el acuerdo entre los sindicatos y la patronal para la firma del convenio de hostelería de la Región de Murcia, como muestra el hecho de que los trabajadores hayan dado por rotas las negociaciones.

“Los socialistas consideramos que la firma de este convenio será bueno para los trabajadores, para las empresas y también para el estímulo de la actividad económica, en la que el turismo tiene un peso muy importante y aporta extraordinarios beneficios para nuestra Región”.

El diputado socialista denunció que la Dirección General de Relaciones Laborales y Economía Social, dependiente de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, ha hecho caso omiso de la moción debatida y aprobada en la Asamblea Regional. En esta iniciativa se instaba a su intermediación para promover un encuentro entre las partes, con el fin de propiciar e impulsar el cumplimiento del compromiso adoptado en febrero de 2016, en la firma de la reactivación de la vigencia del convenio de 2008.

“De nuevo se manifiesta la apatía y falta de interés de los responsables regionales en asuntos que tienen que ver con miles de personas que sólo desean trabajar con un empleo, un salario y unas condiciones laborales dignas”, denunció.

Lo que reclaman los trabajadores es la redacción de un nuevo convenio colectivo actualizado del sector de hostelería, ya que desde el convenio de 2008 sólo se han revisado las tablas salariales. Guillamón considera que sus demandas son razonables, principalmente la referida a que se garantice la retribución real desde el primer momento de una incapacidad temporal. Algo que ya recoge el convenio anterior y cuya derogación supondría un retroceso en los derechos de los trabajadores.

El sector de hostelería en la Región, del que dependen unas 30.000 personas, requiere la profesionalización de su actividad mediante cursos de formación, la mejora del nivel de los salarios, que son los más bajos de todas las comunidades autónomas, así como la eliminación de la alta temporalidad de los contratos, que no permiten a los trabajadores disponer de una mínima estabilidad laboral.

El Grupo Parlamentario Socialista desea hacer un llamamiento a las partes para alcanzar un acuerdo cuanto antes, “que sea razonable para las empresas y garantice los derechos de los trabajadores”. El diputado socialista también vuelve a instar a los responsables regionales competentes en esta materia “a que realicen el mayor esfuerzo para que esta meta pueda alcanzarse en el plazo más breve de tiempo posible”.