El PSRM califica de inadmisible que los trabajadores del IMAS vayan a cobrar la nómina de julio a finales de agosto

La diputada regional Toñi Abenza cree que es lamentable que los errores y la falta de planificación de la Consejería de Política Social repercutan en los empleados y las empleadas que han sido contratados para cubrir las sustituciones de las vacaciones de verano


30/07/2021

La diputada regional Toñi Abenza ha calificado de inadmisible que los trabajadores y las trabajadoras del IMAS vayan a cobrar su nómina de julio a finales de agosto por los errores y la falta de planificación de la Consejería de Política Social y de la tránsfuga Isabel Franco.


“Es inadmisible que en medio de una pandemia sociosanitaria de consecuencias económicas y sociales sin precedentes para la ciudadanía, tanto los empleados como sus familias tengan que pagar los platos rotos de la Consejería. Y esto justo en un año que el que han estado al pie del cañón atendiendo a las personas mayores en las residencias de la región”, ha destacado Abenza.


La diputada socialista ha criticado la falta de planificación de la Consejería de Isabel Franco y la falta de crítica del director gerente del IMAS, Raúl Nortes, que en su escrito a los trabajadores suplentes de la temporada de verano calificaba el fallo como “una serie de complicaciones” que provocaron que muchos contratos se cubriesen ya iniciado el mes de julio, y que la formalización de los mismos se acumulase en apenas unas semanas.


Toñi Abenza les ha recordado que los bancos no entienden de errores de planificación, ni de complicaciones, y mucho menos de demoras en pagos como la hipoteca o gastos corrientes.


“Mientras la consejería se limita a disculparse, los empleados y las empleadas tendrán que continuar echando gasolina a su vehículo para asistir a su puesto de trabajo y poniendo un plato de comida en la mesa hasta que el IMAS les pague a finales de agosto” ha lamentado la diputada.


Del mismo modo, la socialista ha exigido “al Gobierno regional una rectificación inmediata y una solución para que los empleados y las empleadas, suplentes o no en la temporada de verano, no tengan que costear los errores de este desgobierno”.