El PSOE e IU-Verdes presentan una Proposición de Ley para la reforma del Estatuto de Autonomía que aborda problemas de los ciudadanos

La portavoz Begoña García Retegui y José Antonio Pujante consideran que el texto que propone el GPP sólo favorece los intereses del Gobierno


24/01/2013
La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Begoña García Retegui y el portavoz del Grupo Parlamentario Izquierda Unida-Verdes han votado en contra de la Proposición de Ley del Grupo Parlamentario Popular para la reforma del Estatuto de Autonomía, porque consideran que esta reforma debería ser una oportunidad para ayudar en la salida de la crisis y dar respuesta a los problemas de la ciudadanía, “en lugar de seguir siendo, según su apreciación, uno de sus problemas”.

Por ello, han presentado una Proposición de Ley conjunta que sí aborda los temas más acuciantes para la Región, como son el empleo, agua, la financiación autonómica, la deuda histórica, situación de los ayuntamientos y los servicios públicos.

Según García Retegui y Pujante, la Proposición de ley del Grupo Parlamentario Popular para la reforma del Estatuto de Autonomía, sólo favorece al Gobierno regional.

García Retegui se preguntó por qué no ha presentado el propio Ejecutivo la Proposición de ley para la reforma del Estatuto. “Consideramos que no ha habido ninguna voluntad de negociación. Desde la oposición pedimos al portavoz del GPP entablar el diálogo para aprovechar la oportunidad y acometer de paso otras reformas muy necesarias en estos momentos, pensando en los ciudadanos, pero no han querido escucharnos”.

El PSOE también defiende la necesidad de reformar el Reglamento de la Asamblea, con el fin de dar un mayor protagonismo a la Cámara “para poder debatir sobre los asuntos de mayor actualidad, para que ahora más que nunca, la Asamblea sea útil para resolver los problemas de la ciudadanía y no para ser uno de sus problemas”.

Respecto al fondo, Begoña García Retegui destacó la contradicción del Partido Popular en este tema, porque se han venido negando a reformar el Estatuto con el argumento de que no cabían reformas parciales al mismo. De hecho, son tres las legislaturas que se está debatiendo en la Asamblea Regional esta cuestión en el seno de una Comisión. El PSOE sí ha solicitado formalmente, en reiteradas ocasiones, la reforma parcial del Estatuto y siempre en defensa de cuestiones de máximo interés para los murcianos.

Begoña García Retegui citó como ejemplos que en materia de Agua, en plena confrontación con Castilla-La Mancha y su reforma estatutaria, “nos dijeron NO a blindar el Trasvase Tajo-Segura y no hubo consenso porque el presidente Valcárcel lo impidió”.

Asimismo, en materia de Financiación autonómica, en junio de 2009, el PSOE presentó una propuesta de reforma urgente del Estatuto para exigir la deuda histórica, a lo que también se opuso el PP. “Sorprende ahora que con estos precedentes, El Partido Popular presente sin consenso una reforma parcial exclusivamente en interés de darle más margen al Gobierno regional”.