Castejón:Con la Reforma Local, Cartagena perderá aún más inversión de la Región de Murcia

El PSOE recuerda que, actualmente, mientras que un cartagenero recibe de la Comunidad Autónoma 256 euros, un murciano obtiene 419 euros


26/02/2013
La secretaria general del PSOE de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha explicado esta mañana que en los últimos 7 años el Gobierno autonómico ha reducido la inversión en Cartagena a casi la mitad. “De los 102 millones de euros que invirtió en el municipio en 2007 han pasado a invertir tan sólo 55 de los Presupuestos regionales, es decir un 49% menos. La excusa de la crisis económica solamente se ajusta a Cartagena, ya que la inversión en Murcia sólo se ha reducido un 6,7%”, destaca Castejón.

En cuanto al gasto por habitante, los datos demuestran que el pretexto de que Murcia tiene más población tampoco es cierto. “No es que en Murcia inviertan más porque hay más habitantes sino que se invierte más por cada uno de ellos. Mientras que un cartagenero recibe del Gobierno regional 256 euros, un murciano obtiene 419 euros”.

Las estadísticas confirman que cuanto más aporta Cartagena a la economía regional, menos invierte en ella el Gobierno de Valcárcel. “En 2007 la aportación de Cartagena a la economía de la Región fue del 18,9% y obtuvo de los Presupuestos regionales un 18,7%. Este año Cartagena ha supuesto un 22,9% del total de la economía regional y ha recibido un 14,4% de la Comunidad. Justo lo contrario que ha pasado con Murcia, que mientras en 2007 supuso el 37,5% de la economía regional y recibió un 36,5%, en 2013 ha reducido su aportación a un 35,6% y ha visto incrementando su presupuesto hasta un 48,4%”.

Con este contexto, la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Caridad Rives, ha explicado que “con la Reforma de la Administración Local, Cartagena perderá aún más inversión de la Región de Murcia”. “Mientras que en los últimos 7 años la Comunidad Autónoma ha dejado de financiar competencias como Política Social, Educación o Sanidad, escudándose en los recortes, y siendo el Ayuntamiento el que ha intentado mantenerlos con dinero propio, ahora el PP pretende que sea únicamente el Gobierno regional el que las gestione con el escaso presupuesto que aporta ahora”.

Rives ha apuntado que los que más pierden con esta reforma son los ciudadanos, que verán como desaparece el apoyo a personas dependientes o las becas de comedor escolar, así como el incremento desmesurado de las tasas e impuestos por servicios públicos. “Todos los servicios que no sean rentables podrán suprimirse y la Comunidad Autónoma tendrá libertad para privatizarlos, lo que puede acarrear que en los próximos años los precios de algunos servicios públicos se incrementen entre un 100 y un 300%”.

Además, hay dos puntos especialmente conflictivos en la Reforma. La disposición adicional 17, que pone en riesgo que la Comunidad Autónoma siga financiando convenios como el del Transporte Público o el de Seguridad Ciudadana. Y la asunción de competencias de Salud y Educación. “Esto significa que todas las competencias que tiene que asumir la Comunidad Autónoma se harán de forma progresiva en los próximos 5 años y que en un año se elaborará un plan de reestructuración de servicios, tomando como referencia el coste estándar, que se refiere exclusivamente a situaciones óptimas y que no son precisamente las que vivimos ahora”.

Rives ha asegurado estar muy sorprendida por el texto de esta reforma, ya que en las revistas de la Federación de Municipios lleva apareciendo desde 2007 como una nueva herramienta descentralizadora, que otorgaría más competencias y financiación a los consistorios. Sin embargo, siete años después nos encontramos con una reforma que centraliza el poder en la Comunidad Autónoma terminará por asfixiar a los ayuntamientos”.