El PSOE considera que es un momento oportuno para abordar la reforma de la Ley Electoral para afrontar la crisis de confianza en las instituciones democráticas

El viceportavoz, Francisco J. Oñate considera que la nueva Ley deberá cumplir criterios de proporcionalidad de los resultados, representatividad y gobernabilidad de las instituciones


24/04/2013
El viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco J. Oñate manifestó a propósito del debate en el Pleno de la Asamblea de una moción sobre la constitución de una Comisión especial para la elaboración de un informe relativo a la modificación de la Ley Electoral de la Región de Murcia, formulada por los tres grupos, que este tema es “como el Guadiana, que aparece y desaparece”.

Oñate indicó que en esta ocasión “estamos ante un momento muy propicio para abordar esta cuestión, además de para responder a las disfunciones de la actual ley vigente, como respuesta a una crisis de confianza por parte de los ciudadanos en las instituciones democráticas y una crisis de representatividad de los poderes políticos o, al menos, como lo sienten los ciudadanos y a lo que hay que dar respuesta”.

Tres son las premisas en opinión del diputado socialista que deberá cumplir la nueva Ley electoral: que defienda la proporcionalidad de los resultados, que defienda la gobernabilidad de las instituciones y, sobre todo, que profundice en el sentimiento subjetivo de representatividad, “que los ciudadanos entiendan que tienen un diputado/a y pueden exigirle”, concluyó.