Se puede evitar el copago de los pensionistas

El portavoz socialista de Sanidad en el Congreso afirma que, con una gestión austera y eficiente, y contando con los profesionales, el sistema es sostenible


30/04/2013
El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, José Martínez Olmos, de visita en Murcia para mantener reuniones con organizaciones relacionadas con la Sanidad y con militantes y simpatizantes socialistas, manifestó que los recortes del Gobierno del PP en materia sanitaria están dirigidos a un objetivo: deteriorar la imagen del sistema público de salud, para que determinados sectores de población que tienen más recursos opten por la sanidad privada. Y la prueba es que, a pesar de que otros sectores tienen muchas dificultades, los seguros privados sanitarios han subido en torno al 3%.

El responsable socialista señaló que la decisión de hace un año de recortar 7.000 millones para, según el Gobierno del Partido Popular, asegurar la sostenibilidad del sistema público de salud, “no ha servido para nada, pues un año después la Sanidad pública española acumula deudas por 9.000 millones”.

“La Sanidad de nuestro país, que siempre había sido muy valorada en las encuestas desde la democracia, ahora se ve como un problema ciudadano por la equivocada política de Mariano Rajoy y Ana Mato, la peor ministra de Sanidad de la historia”, añadió.

Martínez Olmos explicó que el Partido Socialista tiene un proyecto que permite hacer sostenible la Sanidad pública, en el que se trabaja desde la organización sectorial de Sanidad del PSOE, que él dirige, y que está previsto que se presente en la Conferencia Política del partido este otoño. “Con una gestión austera y eficiente, y contando con los profesionales, el sistema es sostenible”, aseguró.

Para demostrarlo, puso un par de ejemplos sobre la forma de gestionar la sanidad de un gobierno socialista, el de Andalucía, y la del PP. “En Andalucía se hace una subasta de medicamentos que consigue que bajen los precios, en lugar de plantear un copago a los pensionistas. Si esta medida se aplicase a todo el país, supondría un ahorro de 1.500 millones de euros anuales, y permitiría quitar el copago a los pensionistas, un copago injusto y que ha llevado a muchos de ellos a no comprar medicamentos que necesitan, lo que perjudica a su salud”. “Y otro ejemplo: en Andalucía, cuando los pensionistas superan los 8 euros por recetas, dejan de pagar en las propias farmacias, mientras que en la Región de Murcia tardan seis meses en cobrar ese dinero que han adelantado”.

Defendamos la Sanidad pública

El secretario general del PSRM, Rafael González Tovar, insistió en la eficiencia y la sostenibilidad del actual sistema sanitario público que puso en marcha el PSOE, y que “el PP hace poco para conservarlo y mucho para deteriorarlo, porque ataca la accesibilidad, con la desaparición de puntos asistenciales, y su calidad en cuanto al incremento de las listas de espera”.

En su opinión, “el PP ha pasado muchas línea rojas en derechos ciudadanos, pero especialmente la de la Sanidad que tiene efectos letales, porque los recortes en sanidad afectan a la salud de las personas, y matan”.

“Como partido político que puso en marcha la Ley General de Sanidad y el sistema de salud actual, los socialistas llamamos a defender la sanidad pública a todas las personas que entienden que es un derecho ciudadano”, concluyó.