El PSOE denuncia la ineficacia de la Administración en la gestión del transporte público

La secretaria de Infraestructuras del PSRM, Mª José Lajarín reprocha que se esté utilizando como moneda de cambio en el conflicto el salario de los trabajadores y el servicio ciudadano


03/05/2013
La secretaria de Infraestructuras del PSRM-PSOE, Mª José Lajarín denunció que nuevamente los ciudadanos de nuestra Región y, en especial, estudiantes, pensionistas y familias numerosas “se encuentran arrollados por las ineficacias de la Administración en la gestión del transporte público”.

Lajarín explicó que, por un lado, la empresa Lat bus exige se que le pague una subvención a la que, según manifiestan, está obligada la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación (la del Sr. Ballesta-anterior Consejero de Obras Públicas) y añade que “no se respetan los términos establecidos en la concesión”. En este sentido, la secretaria de Infraestructuras socialista señaló que “es loable que esta empresa se preocupe tanto por que se cumplan las obligaciones de las concesiones, aunque sería conveniente recordarle que obligaciones existen para las dos partes: Empresa y Administración”.

Asimismo, también hizo alusión a los problemas existentes en el servicio de transporte público en el municipio de Lorca, donde el concesionario del transporte urbano en autobús reclama al Ayuntamiento la cantidad de 1.800.000 €, que presuntamente le adeuda, cantidad que es negada por el Consistorio.

Mª José Lajarín lamentó que, “en el centro de todos estos embrollos se encuentre siempre el ciudadano, quien, sin culpa, se ve obligado a sufrir las consecuencias de tanto desorden”.

Agregó que “una cosa es la exigencia legítima de las empresas a la Administración Pública para que cumpla lo que debe, y otra diferente es utilizar el salario de los trabajadores y el servicio debido a los ciudadanos, a modo de chantaje/presión para cobrar cantidades presuntamente adeudadas”.

En este sentido, le recordó al consejero Antonio Sevilla que, fracasada y finiquitada la Entidad Pública del Transporte tiene, ahora más que nunca, la obligación de coordinar y vigilar el correcto funcionamiento de los servicios de transporte público, “porque de lo contrario estará incurriendo en una clara dejación de sus funciones y estará castigando nuevamente a los ciudadanos que de manera cotidiana, se ven obligados a sufrir las deficiencias de este transporte público”, concluyó.