Al PSOE le parece `impresentable` que la lucha entre el Gobierno regional y la concesionaria de Corvera pueda hacer que los ciudadanos tengamos que pagar las consecuencias

La secretaria de Infraestructuras del PSRM se pregunta “si es que el Gobierno regional dispone de datos que no ha hecho públicos que justifiquen que Aeromur, una empresa privada como tantas en la Región, pida ayuda financiera a la Comunidad”


10/05/2013
La secretaria de Infraestructuras del PSRM, María José Lajarín, lamentó que, debido al silencio del Gobierno regional, tengan que ser los medios de comunicación los que nos cuenten a los ciudadanos “las nuevas luces y sombras sobre el aeropuerto de Corvera”.

“Hoy nos encontramos, por un lado, con un presunto ultimátum del Gobierno regional a la concesionaria para que abra Corvera, y, por otro, con que el director del aeropuerto de San Javier anuncia que va a abrir nuevas líneas con el norte de España porque AENA apuesta por el crecimiento y desarrollo de ese aeropuerto”, señaló Lajarín, que se preguntó “a quién da Valcárcel el ultimátum: a la concesionaria, o a los ciudadanos, que tendremos que pagar un eventual rescate”.

La responsable socialista puso de manifiesto que, con la segunda pista, San Javier ya no tiene las restricciones horarias que tenía antes, lo que le confiere capacidad para duplicar su actividad. Y que “con este juego de presiones entre la concesionaria de Corvera y el Gobierno regional, quien puede salir perdiendo al final son nuestros ya acosados bolsillos”.

“A los socialistas nos parece impresentable la exigencia económica de la concesionaria del aeropuerto de Corvera de que todos los murcianos les financiemos para que no comience su negocio con déficit de caja”, afirmó. Y recordó que “es una empresa privada como otras tantas de la Región, por lo que no se entiende por qué tiene que seguir teniendo un trato preferente, a no ser que el Gobierno regional disponga de datos que no ha hecho públicos y que justifiquen la ayuda financiera que Aeromur le solicita a la Comunidad”.

“Todo este problema es, de nuevo, una muestra de la ineficacia continuada del Gobierno de Valcárcel, que empeña las cuentas de la Región en un proyecto para el que ha tenido una cortísima visión. Inversiones de esta envergadura hay que estudiarlas como parte de una estrategia nacional, no como el capricho de un presidente que, al final, corre el riesgo de tener que ser pagado por todos los murcianos”, finalizó.