El PSOE señala que la Consejería de Empresas intenta engañar a los empresarios de Lorca anunciando `ayudas` que son realmente préstamos al 5 por ciento de interés

El diputado Manuel Soler afirma que los lorquinos ya están hartos de tanta publicidad engañosa por parte del Gobierno regional sobre las ayudas por los terremotos


03/06/2013
El diputado regional socialista Manuel Soler puso de manifiesto que lo que el Gobierno regional “vende” como ayudas en apoyo a la reindustrialización de Lorca del año 2013 para la reactivación económica tras los terremotos son en realidad prestamos al 4,925 % de interés, más los gastos de formalización.

Soler explicó que el pasado año los empresarios lorquinos tuvieron acceso a 12 millones de euros de prestamos al cero por ciento de interés, “lo que sí fue una ayuda, al menos para el pago de los intereses”. Pero en la linea de “ayudas” que el Gobierno pone a disposición de los empresarios para el presente año, éstos tendrán que pagar los intereses de los créditos que soliciten. Sin embargo, el consejero Ballesta lo que anuncia en Lorca es que son ayudas para los empresarios.

El martes día 7 de mayo se publicó en el BORM la Orden IET/766/2013 DE 26 de abril, por la se convoca la concesión de apoyo financiero a la inversión industrial de Lorca. Y las bases para la concesión se establecen en la Orden IET/611/2013 de 11 de abril. El presupuesto financiable mínimo de las inversiones será de 100.000 euros, en el caso de que el solicitante sea PYME, y 750.000 euros si es una gran empresa.

El importe del préstamo a conceder será del 60 % sobre el presupuesto financiable, en el caso de creación de nuevos establecimientos industriales, y del 70% en el caso de ampliación o traslado. Se ampliará hasta el 75% cuando la inversión suponga la aplicación a escala industrial de tecnologías facilitadoras, y, si son PYMES, se incrementará el porcentaje de cada sub -apartado en un 5%. Se concederán a los empresarios que lo soliciten prestamos reembolsables hasta una cifra total de 10,6 millones, con un plazo de amortización de diez años y tres de carencia, y se aplicará un tipo de interés del 4,925 % anual. El plazo de solicitud finaliza el día 13 de junio.

“Si la empresa es solvente, en esas mismas o similares condiciones ya puede conseguir un préstamo, y, si no puede aportar las garantías suficientes, el banco no se lo concederá”, finalizó Soler.