El PSOE ve con `mucha preocupación` las reformas sobre Justicia que plantea el ministro Gallardón

El diputado Francisco Abellán ha presentado una moción en la que pide al Gobierno de Valcárcel que se pronuncie en contra porque supondrá la destrucción de numerosos empleos y un cambio radical en la Administración de Justicia


26/06/2013
El responsable de Justicia del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco Abellán cree que las reformas planteadas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, provocarán una “destrucción masiva de puestos de trabajo y un desmantelamiento del servicio público de la Administración de Justicia”.

Abellán manifestó que de la información publicada de los proyectos de Ley Orgánica del Poder Judicial y Ley de Enjuiciamiento Criminal, elaborados por una Comisión Constitucional de expertos nombrada por Gallardón, así como del Anteproyecto de Ley que modifica la Ley de Enjuiciamiento civil, se desprende:

La desaparición de todos los juzgados de Paz, de todos los partidos judiciales y de las audiencias provinciales. La organización judicial del Estado quedaría establecida con el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional, los tribunales superiores de Justicia y los tribunales de instancia con ámbito provincial, (salvo Madrid y Barcelona, que podrán tener ámbito inferior al provincial).

Se potencia la función pública de los procuradores para que realicen actos de comunicación y de ejecución bajo la dirección de los Secretarios Judiciales.

La modificación del Código Penal que contendrá casi con total seguridad la eliminación de las faltas, que pasarán a estar despenalizadas o a ser delitos.

Para Francisco Abellán, cualquier proceso de reforma de la Administración de Justicia no puede hacerse de espaldas a los funcionarios, como ya ocurrió con la Ley de Tasas Judiciales, que ha reducido el número de asuntos en todos los órdenes judiciales, mermando el derecho de la ciudadanía y el derecho constitucional de la tutela judicial efectiva.

“Ahora, con la propuesta de reforma, se van a eliminar puestos de trabajo, se va a suprimir la movilidad voluntaria a favor de la forzosa, se va a limitar al máximo el nuevo ingreso y el derecho a la carrera profesional, así como se seguirá devaluando el papel de los funcionarios de Justicia, poniendo en peligro su existencia”.

El Grupo Parlamentario Socialista aboga por una reforma consensuada con los funcionarios de la Administración de Justicia y el resto de operadores judiciales.

Abellán ha presentado una moción en la Asamblea Regional para su debate en Pleno en la que exige al Gobierno regional que se pronuncie en contra de esta reforma “porque atenta contra toda la Administración de Justicia, a la vez que supone la reducción de la oferta de empleo y de la promoción interna, recortes salariales y reducción de permisos”.