La Asamblea aprueba por unanimidad una moción del PSOE para que se realice este año la gran carena del submarino Tramontana S-74

El diputado Antonio Martínez Bernal defiende que estos trabajos proporcionarán una importante carga laboral al astillero de Navantia y supone una inversión de alrededor de 30 millones de euros


25/09/2013
El diputado del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Martínez Bernal ha logrado el apoyo unánime de la Asamblea Regional en una moción socialista que ha defendido, en la que reclamaba la realización en este año de la gran carena del submarino Tramontana
(S-74). El PP ha presentado una transacción a la misma que no modifica el contenido de la misma.

Martínez Bernal explicó que el PSOE ha tenido noticia que, por diversas causas, se ha producido una ralentización en las obras de los dos primeros submarinos de la clase S-80. Esta situación hace necesario y, según fuentes militares, casi obligatorio, las obras de gran carena del submarino Tramontana (S-74). “Navantia ha hecho un importante esfuerzo en i+D+I y consideramos que hay que solventar los problemas técnicos surgidos, pues la Armada no se puede quedar solo con dos submarinos. Esto es un clamor y la Asamblea así lo ha entendido”.

El diputado socialista indicó que en este tema “convergen de una manera clara dos situaciones que preocupan a la sociedad por un lado, la generación de puestos de trabajo y, por otro lado, la defensa nacional”.

La carena del submarino Tramontana (S-74), es decir, los trabajos de revisión y modernización integral, proporcionan una importante carga laboral al astillero de Navantia y supone una inversión de alrededor de 30 millones de euros. En opinión de Antonio Martínez Bernal, también es importante la procedencia de la mano de obra, que en este caso es de la Región, sobre todo de empresas auxiliares que realizan este tipo de trabajo en el astillero. “Este argumento no es baladí en la situación actual y con las cifras de paro que tenemos en la Región”, destacó.

En cuanto al otro argumento, el militar, Martínez Bernal subrayó que dists responsables y mandos de la Defensa han manifestado su preocupación ante la posibilidad de que pudiera perderse capacidad naval si se planifica mal la transición entre ambas series.

En este sentido, indicó que el calendario de transición entre series es importante porque puede dar lugar a que el personal ocupe otro destino fuera del arma submarina, perdiéndose una parte del núcleo de personal del que deben salir las dotaciones de los submarinos S-80, lo que va en detrimento de una mejor selección de personal.

“En esta situación parece lógico ampliar la vida útil del más moderno de los submarinos de la serie S-70, es decir, ampliar la vida del Tramontana para que la transición a la serie 80 sea la más lógica”.