El PSOE reprocha a Sevilla que insista en despilfarrar en el mantenimiento de nuestras carreteras

Con los 4,8 millones que cuesta que una empresa privada conserve solo 318 km, se podrían mantener durante un año, con los medios públicos que ya tenemos y la ayuda de nuestras pymes, los 2.700 km de carreteras regionales por los que circula el 70 por ciento del total de vehículos


30/09/2013
La secretaria de Infraestructuras del PSRM, María José Lajarín, reprochó al consejero Sevilla que siga haciendo “su particular ronda de visitas” por las zonas de conservación de carreteras que poco a poco va privatizando, “anunciando a bombo y platillo los 4,8 millones de euros que se va a gastar en algunas tareas de conservación en la comarca de Noreste para unicamente 318 km. de carreteras de primer y segundo nivel de los más de 2.700 km. que tiene la Región”.

“Lo último ha sido hacerse la foto con el alcalde de Yecla, tratando de convencer a los yeclanos de que esto es bueno para ellos, pero cabría preguntarle al consejero por qué es bueno para ellos o para el resto de los murcianos”, señaló Lajarín, que puso de manifiesto que “el criterio que defiende de concentración de medios es muy pobre para medir la rentabilidad, porque eso lo teníamos desde lo público antes de que el PP decidiera desmantelarlo”.

“Tendrá el Consejero que explicarnos cómo van a mejorar realmente esas carreteras y cuántas empresas de la Región van a trabajar allí, cuánta riqueza local se va a generar con este tipo de contrato, y cuántos empleos se van a crear”, añadió.

La responsable socialista considera que, en vez de contratar el mantenimiento de esos 318 km de carreteras a una empresa privada, debería Sevilla haber contado con los medios que ya tiene su Consejería y con la colaboración de las pymes de la Región. “Con esos 4,8 millones tendríamos para conservar toda la red de carreteras en un año”, insistió.

Y es que para Lajarín, “este no es un buen negocio ni para los ciudadanos ni para las empresas de la Región”. El ejemplo lo tenemos ya en la zona de Caravaca donde hace varios meses se le adjudico a una empresa un contrato similar y, en vez de estar cumpliendo por lo que se le paga, ha dado lugar a que haya tareas de mantenimiento que tienen que seguir siendo atendidas por empleados públicos.


“¿Dónde está el beneficio entonces? ¿Por qué nos hace pagar el consejero a todos los murcianos más para recibir menos?”, se preguntó finalmente.