El PSOE califica de desorbitada la subida del canon de saneamiento que pretende llevar a cabo el Gobierno de Valcárcel

El diputado Alfonso Navarro denunció que mientras se castiga a las familias e industrias con este desproporcionado incremento se subvenciona agua desalada a los campos de golf


03/11/2013
El responsable de Economía y Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, Alfonso Navarro ha calificado de “desorbitada” la subida del canon de saneamiento que pretende llevar a cabo el Gobierno regional. “Valcárcel nos castiga a todos los ciudadanos con esta disparatada subida para subvencionar el agua de los campos de golf ”.

Navarro mostró su total oposición a esta subida y aseguró que de aprobarse, el PSOE acudirá a los tribunales en defensa del interés general. “Los socialistas no nos vamos a quedar viendo como el PP aprueba esta subida brutal y defiende otros intereses que nada tienen que ver con las necesidades de los ciudadanos de esta Región”.

El Gobierno de Valcárcel plantea en la Ley de Acompañamiento una espectacular subida en el canon de saneamiento del agua, tanto para uso doméstico como industrial. En los últimos tres años esta subida ha supuesto más del 26 por ciento para uso doméstico y un 38% para industrial, frente a un incremento del IPC del 7% “y lo hace sin ningún documento que justifique la necesidad de esa subida, tal y como asegura el dictamen del CES”.

En dicho dictamen se recoge el rechazo a la modificación de las tarifas de saneamiento, al considerarlo desproporcionado pues de aprobarse, perjudicaría gravemente la capacidad de gasto de las familias con menos recursos y supondrá un quebranto para la competitividad de las empresas que tienen en el agua un elemento importante en su proceso de producción y, consecuentemente, un alto coste por este motivo. Incrementos, que el CES considera elevados por su magnitud e inapropiados en este momento.

Navarro manifestó que “estamos ante una medida que castiga a los murcianos, una subida injustificada para cuadrar las cuentas de ESAMUR, mientras el Gobierno de Valcárcel pretende subvencionar con dinero público de todos los murcianos el agua desalada de la ruinosa planta de Escombreras a los campos de golf”.

En este sentido, recordó que según la Declaración de Impacto Ambiental de los campos de golf aprobados en la Región de Murcia, estos deben regarse con aguas residuales. “No nos oponemos a que se les venda agua desalada, pero exigimos que sea sin subvencionar y a su coste real”.

Alfonso Navarro añadió que a la subida del canon de saneamiento se suma el hecho de los 600 millones de euros que el Ejecutivo adeuda a la empresa que construyó la desaladora, “lo que nos saldrá muy caro a todos los murcianos”. El PSOE ya ha anunciado que pedirá una Comisión especial en la Asamblea para que investigue el funcionamiento de la desalinizadora de Escombreras desde su construcción.