El PSOE pide al Gobierno regional que establezca por ley los principios democráticos de la futura televisión autonómica

Francisco Javier Oñate recuerda que, desde su nacimiento, 7RM “es un ejemplo de manipulación informativa, de televisión de un partido pagada con el dinero de todos los murcianos”


14/11/2013
El diputado regional socialista Francisco Javier Oñate retó al Gobierno regional “a que traslade a la legislación autonómica la declaración de intenciones que hoy manifiesta, exclusivamente en la prensa, sobre el futuro de la televisión autonómica”.

Oñate recordó que 7RM es, desde su nacimiento, “un ejemplo de manual de manipulación informativa, de una televisión de partido pagada con el dinero de todos los murcianos”.

El diputado socialista concretó diversos aspectos que deberían quedar reflejados en una norma legal con respecto a 7RM:

Que la figura del director general pase a ser elegida por el Parlamento autonómico.

Que el Consejo de Administración sea plural, y no como ahora que el PP puede colocar él solo a los representantes que considere.

Que se establezca la figura del Consejo Asesor, que es el órgano de participación de la sociedad en la gestión de la televisión.

Que no se privatice el servicio público de información, sino que éste sea ejecutado por periodistas funcionarios, a los que no se pueda presionar con el despido cada mañana o cada tarde si no se está de acuerdo con la línea informativa que lleva.

Que se ponga en marcha el Consejo de Redacción, “algo que hemos reclamado y que el PP nunca ha querido”, de modo que sea este grupo el que cada día participe en las decisiones de por qué una información tiene preferencia y no otra, “y no sea una sola persona la que pueda hacer de su capa un sayo en favor de las directrices que le esté dando el Gobierno”.

Que, en aras de hacer un modelo de televisión democrático, se rectifique el mandato-marco, “porque en él el PP no quiso definir cuáles son las exigencias del servicio público de radio y televisión, con lo cual quedan al arbitrio del gobierno de turno, de que las interprete de la manera que mejor le convenga”.

Que el director general comparezca al menos una vez al año en la Asamblea Regional para dar cuentas de cómo va la televisión, porque, aunque la Ley regional así lo exige ahora, la última vez que compareció ante el Parlamento autonómico el director general fue en 2008.

“En conjunto, al Gobierno regional del PP le falta mucha credibilidad sobre las promesas que ahora está haciendo con respecto a la televisión autonómica, porque en el pasado han hecho justo lo contrario”, finalizó.