Valcárcel debe explicar su hoja de ruta con el aeropuerto de Corvera

García Retegui compara al Gobierno regional con “una orquesta cuyos consejeros tocan y desafinan cada uno por su lado”, y a Valcárcel con “el director que busca otra orquesta para dirigir, porque ésta ya no le interesa”


07/02/2014
La portavoz del socialista en la Asamblea Regional, Begoña García Retegui, anunció que su Grupo Parlamentario ha registrado esta mañana una solicitud de comparecencia de Valcárcel “para que informe sobre la coordinación ejercida por él sobre la acción del Gobierno regional en relación con las gestiones realizadas por diferentes consejeros en el asunto del aeropuerto de Corvera, una labor que la tiene que ejercer el presidente porque, según la ley, es indelegable”.

“A la luz de las informaciones que vamos conociendo, y sabiendo cómo ha sido el proceso del aeropuerto, alguien debería explicar cuál es la hoja de ruta”, señaló Retegui. “Pero también alguien debería asumir responsabilidades por lo ocurrido hasta ahora, porque el Gobierno regional es, más que un gobierno, una banda en desbandada”, añadió.

“En el momento en que tenemos las mayores dificultades, en el peor momento en la historia de la Región, cuando se necesita liderazgo, no lo tenemos, ni tampoco coordinación, ni gobierno, ni hoja de ruta, ni asunción de responsabilidades. No tenemos eso en las cuestiones importantes como la salida de la crisis o el empleo, pero tampoco en asuntos tan estratégicos como el del aeropuerto”, insistió.

La diputada socialista recordó que, según afirmaba Valcárcel, “el aeropuerto no nos iba a costar nada”. “Sin embargo, empezó costándonos 65 millones por las obras de acceso y equipamientos, y ahora nos está costando 8 millones anuales más por los intereses del préstamo que estamos pagando como consecuencia de la rescisión del contrato hace unos meses”.

El Gobierno no midió las consecuencias de la rescisión

Este préstamo de 182 millones, que estaba pagando la concesionaria y del que ahora pagamos los murcianos esos intereses durante los tres años de carencia, podríamos tener que pagarlo al final totalmente los ciudadanos “a causa de una decisión, a nuestro juicio irresponsable, del Gobierno regional, que no midió las consecuencias de dicha rescisión”, señaló Retegui, quien subrayó que “además del coste económico, tiene un coste en prestigio de la propia Región, y un coste jurídico”.

“Hace unos meses, cuando se inició el procedimiento legal de la rescisión, nosotros decíamos que más valía un mal acuerdo que un buen pleito, porque el interés general tenía que prevalecer. El Gobierno regional optó por el pleito sin sopesar que la empresa podría, legítimamente, interponer reclamaciones, con las consecuencias económicas negativas y de retraso que eso supondría”, recordó. “¿Y qué pasaría si Bruselas dice que no autoriza el crédito participativo que ahora se plantea la Comunidad?”, se preguntó.

La responsable socialista comparó, por todo ello, al Gobierno regional con una “orquesta” en la que cuatro consejeros tocan cada uno y desafinan por su cuenta (Cruz, Campos, Sevilla y Bernal), y cuyo director, Valcárcel, viaja por el mundo buscando apoyos para dirigir otra orquesta porque ésta ya no le interesa.

“Más que nunca es necesario que Valcárcel nos dé explicaciones de la coordinación del Gobierno regional y de la hoja de ruta en el asunto del aeropuerto”, insistió la diputada finalmente.

Cumplimiento de la ley

Por su parte, el diputado regional socialista Joaquín López, calificó como “chapuza” las actuaciones procedimentales desde el punto de vista jurídico por parte de la Comunidad en relación con el aeropuerto, “además de una chapuza desde el punto de vista del interés general”.

Y anunció que el PSOE, que da su voto de confianza a las resoluciones judiciales, seguirá vigilante para que se cumpla la ley en todo este proceso.