El PSOE exige una Comisión de Investigación en la Asamblea para aclarar la gestión de la desaladora de Escombreras

La portavoz Begoña García Retegui considera “inexplicable y bochornoso” que mientras el Partido Popular sigue cortando el agua a las familias sin recursos, subvencione con el dinero público el agua para regar campos de golf


14/03/2014
El Grupo Parlamentario Socialista considera necesaria una Comisión de investigación en la Asamblea Regional, que tenga un plazo de entre 3 y 6 meses, para aclarar la gestión llevada a cabo en la desaladora de Escombreras. La portavoz, Begoña García Retegui indicó que el objetivo de esta Comisión es dilucidar todo este asunto y depurar las posibles responsabilidades políticas que hubieran existido. “La creación de una Comisión de investigación en un Parlamento debería ser algo normal en democracia, pero aquí cuesta. Lo importante es delimitar quién debe comparecer para que aporte la mayor cantidad de información posible”.

García Retegui considera necesario que haya transparencia para dar respuesta a las demandas de los ciudadanos y para rectificar y mejorar los aspectos que sean oportunos. “No se puede entender que el consejero siga negándonos información por ello, exigimos que se ponga a disposición de los grupos parlamentarios el contrato que se firmó con la empresa Hidromanagement y Tedagua, porque ese es el origen de la situación que estamos viviendo”.
Inquietud y alarma ciudadana
La portavoz socialista aseguró que la gestión de la desaladora de Escombreras provoca en los ciudadanos inquietud y alarma, lo que obliga a una mayor claridad. En su opinión, Cerdá evidenció durante su comparecencia varias cosas: la principal, que en este tema se ha mentido a la ciudadanía además que se incumple la Directiva de Agua y se sigue subvencionando el agua que vende esta planta que aseguraron, como en el aeropuerto, que no nos costaría ni un euro y en el mejor escenario posible nos costará muchos millones. “Todo por un capricho del Gobierno de Valcárcel, que se empeñó en tener una desaladora propia e innecesaria y resistirse a aceptar las que hizo el Ministerio con recursos de la Unión Europea”.

Para Begoña García, lo más “inexplicable y bochornoso” es que mientras el Partido Popular sigue cortando el agua a las familias sin recursos que no tienen ni para pagar el agua, o mientras niega el pago de la renta básica a personas que no tienen ni para comer, subvenciona con el dinero de los murcianos el agua para regar campos de golf.

“El Partido Popular aseguró que el agua para regar los campos de golf saldría del agua reutilizada de las urbanizaciones. Si la proliferación de urbanizaciones ha sido un fiasco y necesitan agua para mantener sus campos de golf, lo lógico es que paguen el agua a su precio y no tengan subvención alguna”.

El consejero reconoció ayer en la Comisión que está vendiendo el agua a los campos de golf a 0,75 euros, más barata de lo que nos cuesta comprársela a las empresas que producen en Escombreras. “No podemos mirar para otro lado en este tema y necesitamos que se investigue hasta el final. El aeropuerto y la desaladora son, sin duda, los dos grandes fiascos del Gobierno de Valcárcel, dos caprichos que nos costarán muy caros y que ponen en riesgo la viabilidad económica de nuestra Comunidad”.