El PSOE propone al PP un código ético que impida que los imputados ocupen cargos públicos

García Retegui señala que las imputaciones en asuntos como Novo Carthago son consecuencia del modelo especulativo del PP, que ha hecho que la crisis sea más intensa en la Región y que nos resulte más difícil salir de ella


25/04/2014
La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional, Begoña García Retegui, anunció que el PSOE propone al PP un código ético “de verdad” que impida que los imputados ocupen cargos públicos en la vida regional.

Para el PSOE, la amenaza de imputación a la alcaldesa de Cartagena, la segunda ciudad más importante de la Región, “supone un salto cualitativo en un asunto tan grave como es la corrupción política, y nos da la razón sobre las advertencias que venimos haciendo los socialistas”.

Consecuencia del modelo especulativo del PP

“No olvidemos que esas imputaciones vienen a causa de un modelo especulativo del PP que estuvo apadrinado directamente desde San Esteban, una forma de entender el medio ambiente y la planificación urbanística al servicio de intereses particulares y no generales, y que tanto nos ha perjudicado en que la crisis sea aquí más intensa y nos resulte a los murcianos más difícil salir de ella”, afirmó la portavoz socialista.

“Tenemos un Consejo de Gobierno con dos consejeros imputados, el de Medio Ambiente y el de Educación, sometido a una tensión innecesaria, más preocupado diariamente por las decisiones que puedan tomar los jueces que por los problemas reales de los ciudadanos”, señaló Retegui.

“Se hace necesario por lo tanto un código ético claro. Y Garre debe aceptar el ofrecimiento de nuestro secretario general, Rafael González Tovar, para mantener una relación fluida fuera del ámbito institucional, porque es necesario llegar a acuerdos también en materias como la corrupción, que es la segunda preocupación ciudadana en nuestro país”, insistió.

“Garre dijo en su debate de investidura que la corrupción iba a ser uno de los asuntos de los que se iba a ocupar principalmente, además del paro. Con dos consejeros imputados, altos cargos y ex altos cargos, amén de alcaldes de varios municipios -entre los que están señalados los de las dos ciudades más importantes de la Región-, ¿qué más tiene que pasar en esta Región para que lo haga?”, se preguntó.

Para Retegui, la situación de corrupción que se está dando en la Comunidad –con una gran parte del Partido Popular sometida y pendiente de las decisiones de jueces y fiscales- no es soportable para “la marca” de la Región de Murcia. Y los imputados deberían defenderse desde la esfera de lo privado.

Al hilo, la portavoz socialista señaló que el consejero Cerdá, como titular de Medio Ambiente debería ser colaborador con la Administración de Justicia y estar para levantar las alfombras de la Administración Pública sobre lo que ha ocurrido con la tramitación ambiental de Novo Carthago. Sin embargo, al estar imputado también en ese asunto, tiene la obligación personal de intentar defenderse. “¿Cómo va a levantar las alfombras, si para defenderse cabe la posibilidad de que las tenga que tapar más?”, finalizó.