El PSOE pregunta qué criterios sigue el Ayuntamiento de Murcia y el Gobierno regional para establecer las tarifas y bonos de los autobuses

La secretaria de Infraestructuras, Mª José Lajarín denuncia el agravio que sufren los jóvenes de las pedanías y reprocha al PP su ineficacia para planificar adecuadamente los sistemas de transporte público y las políticas tarifarias


01/08/2014
La secretaria de Infraestructuras del PSRM, Mª José Lajarín, denuncia la ineficacia, tanto del Ayuntamiento de Murcia como de la Consejería de Fomento, para planificar adecuadamente los sistemas de transporte público y para hacer una política tarifaria razonable. Lajarín se pregunta “cuál es el criterio en que se basan nuestros gobernantes para establecer las tarifas o los bonos, porque, al final, acaban perjudicando a la gente que más necesita el transporte público”.

Las erróneas políticas del PP, según la secretaria de Infraestructuras, nos han llevado a ser la Comunidad Autónoma que más viajeros ha perdido y la que tiene los precios más caros de toda España.

La denuncia del PSRM se refiere al anuncio a bombo y platillo del Ayuntamiento de Murcia para la puesta en marcha de un bono para los autobuses urbanos, llamados “Coloraos”. Se trata de una tarifa plana destinada a los estudiantes, lo que les supone pagar un billete a 0,51 céntimos el viaje aproximadamente, con el que podrán viajar ilimitadamente durante un mes. es un bono mensual de 20,40 euros para viajar cuantas veces se quiera.

Para el PSOE este bono supone un agravio para los estudiantes de pedanías o del área metropolitana, que están obligados a pagar la indecente cantidad de 1,85 euros el billete. Eso, o pagar 3 euros y comprar la tarjeta del Bono Transbordo Estudiantes, que está limitado a 15 viajes y que cuesta 1,13 euros el trayecto en el mejor de los casos y si tienen la suerte de disponer de un servicio que les lleve a sus destinos, después del recortazo de líneas que el Gobierno regional autorizó a LatBus en verano de 2012.


“El alcalde Cámara está demostrando que los ciudadanos de estas zonas le importan un pimiento y les trata como a ciudadanos de segunda”, reprochó.

Mª José Lajarín se preguntó por qué no cambian de política, dado que está demostrado que con la actual “no se incentiva el uso del transporte público y seguimos perdiendo viajeros a chorros”. Además, añade, “son los culpables de que Murcia vaya apareciendo en los últimos años como una de las ciudades más congestionadas y contaminadas de Europa. Todo, por falta de una política de movilidad eficiente, que nos motive a dejar el coche y a coger el transporte público”.

Para el PSOE, el problema es que hace demasiado tiempo que tanto el Gobierno municipal como el autonómico andan más preocupados en defender a “sus empresas que en defender las necesidades de sus ciudadanos, que somos los que al final pagamos las consecuencias de sus malas gestiones”, concluyó.