El PSOE afirma que en el encuentro entre Garre y Rajoy prevalecieron los intereses del Partido Popular sobre los de todos los murcianos

El viceportavoz Francisco J. Oñate pidió contundencia y ejemplaridad al presidente de la Comunidad contra la corrupción, expulsando de sus cargos a todos los imputados


28/10/2014
El viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco J. Oñate manifestó que el presidente de la CARM, Alberto Garre, vino de su reunión con el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy “con una mano delante y otras detrás, perdiendo una oportunidad importante, a pesar de que fue a tratar temas muy relevantes para la Región, cuya solución dependen en su mayoría del Gobierno central”.

Oñate indicó que la reunión del pasado mes de julio resultó “un fiasco”. En materia de financiación, porque fue a reclamar mejor financiación y terminó comprendiendo las razones de Rajoy para retrasar la entrada del nuevo modelo, “algo que no se entiende dada nuestra situación económica y también la postura reivindicativa mantenida por otros presidentes con gobiernos socialistas”.

El viceportavoz socialista reprochó a Garre que tampoco trajera “absolutamente nada para solucionar los problemas de la agricultura y agua y que ni siquiera lograra el decreto de sequía que están reclamando todos los agricultores murcianos de la misma manera que no se abordó el PHN, un compromiso histórico del PP, que al final se ha comprobado que es una gran mentira”.

El tercer bloque a tratar entre ambos presidentes fue el de las infraestructuras. En este sentido, Francisco J. Oñate dijo que “en esta materia Garre tampoco puede tirar cohetes”, puesto que no consiguió compromisos firmes en temas tan importantes como el soterramiento del AVE en la ciudad de Murcia el aeropuerto o sobre la autovía de El Bancal, una infraestructura que tendrá que seguir esperando, ya que después de tres años de insistir no se resolverá en esta legislatura, ya que sólo arrancó el compromiso para un 2 por ciento de su coste.

Otra de las asignaturas pendientes en dicha reunión, en opinión del diputado socialista, es el tema de la corrupción. “Garre no trató sobre el problema que tiene con los imputados en su gobierno ni se plantea la dimisión del Delegado del Gobierno, algo más que justificado y lo excusa diciendo que había ido a plantearle a Rajoy los problemas del millón y medio de murcianos, como si la corrupción no fuera una de las cuestiones que más preocupa a la ciudadanía en estos momentos”.

El Partido Socialista pide “contundencia al presidente y al PP para regenerar la vida pública y que aparte de sus cargos a todos los imputados que tiene en su gobierno y lo haga de verdad, sin subterfugios ni medias tintas, tratando a todos los que estén inmersos en procesos judiciales con la misma vara de medir”.

El viceportavoz socialista valoró que “Garre no tiene motivos para estar contento y lo que ha quedado claro tras este encuentro es que ha supeditado los intereses de su partido a los de todos los murcianos”, concluyó.