Los presupuestos de Medio Ambiente son electoralistas y son un parche que no resuelve los problemas de este área en la Región

El diputado, Francisco Abellán, denunció que sigue pendiente la aprobación de planes de ordenación de los recursos naturales, los corredores medioambientales y una ley específica de protección del Mar Menor


06/11/2014
El responsable de Medio Ambiente del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco Abellán, señaló que los presupuestos en materia de Medio Ambiente para 2015 “se han hecho pensando en que el papel todo lo soporta, pero nada tienen que ver con la realidad”.

Abellán calificó el presupuesto de oportunista y electoralista, pensado más para las elecciones de mayo de 2015, que para resolver los dists problemas medioambientales de la Región.

El aumento de partidas en el presupuesto de 46 a 67 millones de euros “es sólo un anuncio pomposo y dejarán de ejecutarse muchas de las partidas en él incluidas, como viene ocurriendo en las liquidaciones presupuestarias de ejercicios anteriores”.

Por otra parte, el diputado socialista afirmó que dada la situación económica de la Región, con una deuda pública superior a los 7.000 millones de euros y un déficit superior al 1,5%, “este presupuesto no es ninguna solución, es un simple parche”.

Tres cuestiones fundamentales
Abellán se centró en tres aspectos fundamentales: primero, preguntó qué pasa con los planes de ordenación de los recursos naturales, como instrumento que garantiza el desarrollo y sostenibilidad del Medio Ambiente en segundo lugar, se interesó por los corredores medioambientales, que llevan tres años esperando, y “que tanto están perjudicando a muchas familias en el Noroeste de la Región que son titulares de tierras y no pueden hacer nada en ellas hasta que no se aprueban estos planes por la Consejería y en tercer lugar, denunció que continúa sin aprobar una ley específica de protección del Mar Menor.

El diputado socialista concluyó “que volvemos a estar ante un nuevo presupuesto de fuegos artificiales, cuyo objetivo es encantar a los ciudadanos con promesas y no entrar de verdad a resolver los muchos problemas medioambientales que tiene la Región”.