El PSOE impulsa la modificación necesaria para que los registros civiles se adapten al nuevo entorno tecnológico y la transición digital

El senado aprueba con amplia mayoría la modificación de la Ley 20/2011, de 21 de Julio, de Registro Civil, con el voto en contra de Vox. Lourdes Retuerto señala que se trata de un paso más en la modernización del servicio público donde se inscribirán todos los hechos y actos que afecten a una persona a lo largo de su vida


01/05/2021
La senadora autonómica del PSOE, Lourdes Retuerto, ha anunciado que después de años de inacción de los gobiernos del PP, el pasado 28 de abril terminó un vacío legal, al impulsar el PSOE la modificación necesaria para que los registros civiles se adapten al nuevo entorno tecnológico y a la transición digital, con un Registro Civil público y gratuito.

Lourdes Retuerto ha recordado que, durante años, este asunto ha mantenido en vilo a vecinos, responsables públicos, y a trabajadores de los registros civiles y de los Juzgados de Paz de toda España. “Esta ley pone fin a un periodo de vacío legal y al anteproyecto de ley del PP, que pretendía privatizar los registros civiles”.

Ha explicado que, de esta manera, se garantiza un servicio público muy importante que despeja definitivamente el camino empezado por el Partido Popular sobre la privatización de los registros civiles y la desaparición de los Juzgados de Paz.

Retuerto ha resaltado que en la Región de Murcia hay 43 Registros Civiles que afrontarán el futuro conforme a esta Ley, “un futuro cada vez más digital, pero sobre todo sin poner en riesgo la atención en los pequeños municipios”.

“Implantamos un nuevo modelo, un buen modelo para un nuevo tiempo. Serán las comunidades autónomas las que trabajen en la implantación y la gestión del modelo, aprovechando la actual estructura organizativa para introducir la mejora del servicio público y el cambio tecnológico”, ha añadido la senadora socialista.

En este sentido, ha indicado que la ley cumple con tres principios básicos para los socialistas: un Registro Civil de carácter público, gratuito y gestionado por los empleados públicos, una ley que garantiza la plena accesibilidad territorial del registro y que garantiza la continuidad de los puestos de trabajo de las personas que actualmente trabajan, y un modelo equitativo que garantiza la cohesión territorial y la igualdad, algo básico para la España rural.

“Esta es la política que interesa a la ciudadanía, la que soluciona sus problemas del día a día, la que resuelve problemas reales y mejora servicios que son imprescindibles para las personas”, ha concluido.